MercoPress, in English

Jueves, 7 de julio de 2022 - 01:58 UTC

 

 

Venezuela, Ecuador y Bolivia congelan relaciones con Brasil tras remoción de Dilma Rousseff

Miércoles, 31 de agosto de 2016 - 22:38 UTC
En su cuenta de Twitter, Maduro expresó “toda la solidaridad” con Rousseff. “Condenamos el Golpe Oligárquico de la derecha ¡Quién Lucha Vence!”, escribió. En su cuenta de Twitter, Maduro expresó “toda la solidaridad” con Rousseff. “Condenamos el Golpe Oligárquico de la derecha ¡Quién Lucha Vence!”, escribió.
Rafael Correa decidió retirar a su máximo representante diplomático en Brasil, tras la destitución de la presidenta Dilma Rousseff. Rafael Correa decidió retirar a su máximo representante diplomático en Brasil, tras la destitución de la presidenta Dilma Rousseff.
“Destituyeron a Dilma. Una apología al abuso y la traición. Retiraremos nuestro encargado (de negocios) de la embajada” en Brasilia, escribió Correa en Twitter. “Destituyeron a Dilma. Una apología al abuso y la traición. Retiraremos nuestro encargado (de negocios) de la embajada” en Brasilia, escribió Correa en Twitter.
Antes que Rousseff fuera despojada del poder, Evo Morales, anunció su intención de convocar a su embajador en Brasil, José Antonio Kinn, si eso ocurriera. Antes que Rousseff fuera despojada del poder, Evo Morales, anunció su intención de convocar a su embajador en Brasil, José Antonio Kinn, si eso ocurriera.

El gobierno venezolano anunció este miércoles el retiro de su embajador y el congelamiento de sus relaciones con Brasil. Por su parte, el presidente de Ecuador hizo lo propio con su máximo representante diplomático en el país gobernado por Michel Temer, y algo similar ya había anunciado Evo Morales desde Bolivia.

 Venezuela “ha decidido retirar definitivamente a su embajador” en Brasil, Alberto Castellar, “y congelar las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno surgido de este golpe parlamentario”, subrayó la cancillería, en un comunicado.

“Se ha ejecutado una traición histórica contra el pueblo de Brasil, y un atentado contra la integridad de la mandataria más honesta en ejercicio de la presidencia” de ese país, remarcó la cancillería, al solidarizarse con Rousseff, destituida tras un fallo histórico en el Senado que puso un dramático fin a 13 años de gobiernos de izquierda en el gigante sudamericano.

En su cuenta de Twitter, Maduro expresó “toda la solidaridad” con Rousseff. “Condenamos el Golpe Oligárquico de la derecha ¡Quién Lucha Vence!”, escribió.

El gobierno de Maduro, que ha relacionado en varias ocasiones el proceso contra Rousseff con el reclamo de la oposición venezolana de un referendo revocatorio en su contra, dijo que ese “golpe de Estado parlamentario” forma parte de la “embestida oligárquica e imperial” contra los procesos izquierdistas en la región.

Para acabar “con los modelos de genuina democracia y de integración unitaria de la región alcanzados por los Presidentes Hugo Chávez, Néstor Kirchner, Lula Da Silva, Evo Morales, Tabaré Vázquez y Rafael Correa”, aseguró al referirse a los ex presidentes de Venezuela, Argentina, Brasil y a los actuales mandatarios de Bolivia, Uruguay y Ecuador.

Maduro, que en mayo llamó a consultas a su embajador en Brasil, y su antecesor Hugo Chávez (1999-2013) forjaron amplios lazos comerciales y políticos con los gobiernos tanto de Rousseff como del expresidente brasileño Lula da Silva.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, decidió retirar este miércoles a su máximo representante diplomático en Brasil, tras la destitución de la presidenta Dilma Rousseff. “Destituyeron a Dilma. Una apología al abuso y la traición. Retiraremos nuestro encargado (de negocios) de la embajada” en Brasilia, escribió el mandatario en Twitter.

En mayo, Quito llamó a consultas a su embajador en Brasil, Horacio Sevilla, que desde entonces no volvió al puesto y en junio fue nombrado representante permanente de Ecuador ante Naciones Unidas.

Por lo que el máximo representante de Ecuador en Brasil era hasta ahora Santiago Javier Chávez Pareja, como encargado de negocios. Ecuador advirtió entonces que de concretarse la separación definitiva del cargo de Rousseff “reaccionaría con mayor radicalidad” .

“Jamás contestaremos estas prácticas, que nos recuerdan las horas más oscuras de nuestra América. Toda nuestra solidaridad con la compañera Dilma, con Lula, y con todo el pueblo brasileño. ¡Hasta la victoria siempre!” , reiteró el mandatario.

En un comunicado, la cancillería de Ecuador rechazó por su parte “la flagrante subversión del orden democrático en Brasil, que considera un golpe de Estado solapado” .

“Políticos adversarios y otras fuerzas de oposición se confabularon contra la democracia para desestabilizar al Gobierno y remover de su cargo de forma ilegítima a la Presidenta Dilma Rousseff”, agregó. El canciller ecuatoriano Guillaume Long ofrecerá una rueda de prensa en la tarde de este miércoles sobre ese tema.

Este martes, antes de que Rousseff fuera despojada del poder, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció su intención de convocar a su embajador en Brasil, José Antonio Kinn, si eso ocurriera.

“Si prospera golpe parlamentario contra gobierno democrático de @dilmabr, Bolivia convocará a su embajador. Defendamos la democracia y la paz”, escribió Morales en su cuenta de Twitter. Morales ya había criticado la posición del Brasil de Temer en relación al conflicto surgido con la presidencia del Mercosur.