MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 05:22 UTC

 

 

Falklands/Malvinas: Argentina tras relación más amplia y madura con el Reino Unido

Lunes, 15 de agosto de 2016 - 06:54 UTC
El gobierno de Macri quiere apartarse de la “visión de confrontación” que adoptó Cristina Fernández de Kirchner con Reino Unido, sostuvo Malcorra El gobierno de Macri quiere apartarse de la “visión de confrontación” que adoptó Cristina Fernández de Kirchner con Reino Unido, sostuvo Malcorra
La nueva primera ministra británica, Theresa May, envió a Macri una carta en que expresa, pese a las diferencias, deseos por forjar una relación “más productiva”. La nueva primera ministra británica, Theresa May, envió a Macri una carta en que expresa, pese a las diferencias, deseos por forjar una relación “más productiva”.
La jefa de la Diplomacia argentina ha reconocido que su candidatura para la Secretaría General de ONU tendrá un impacto en el tema Falklands/Malvinas. La jefa de la Diplomacia argentina ha reconocido que su candidatura para la Secretaría General de ONU tendrá un impacto en el tema Falklands/Malvinas.

Argentina aboga por cultivar “una relación más amplia y más madura” con Reino Unido, apartándose así del histórico enfrentamiento entre ambos países por la soberanía de las islas Falklands/Malvinas, según se desprende de las palabras de la ministra de exteriores Susana Malcorra en una entrevista concedida a cinco medios internacionales.

 El Gobierno de Mauricio Macri quiere apartarse de la “visión de confrontación” que adoptó Cristina Fernández de Kirchner con Reino Unido para “avanzar en cuestiones que ayuden a crear un espacio conducente a un diálogo”.

En la misma línea, la nueva primera ministra británica, Theresa May, el 2 de agosto envió al presidente argentino una carta en la que expresa su deseo de que, pese a las diferencias, “pueda haber entendimiento en una atmósfera de respeto mutuo” para forjar una relación “más productiva”.

Interrogada por esta misiva, Malcorra ha lamentado “muchísimo” que se hiciera pública. “Creo que la diplomacia hay que manejarla con muchísimo cuidado y las relaciones entre los países tienen que tener muchísimo tacto”, ha argumentado.

En consecuencia, la jefa de la diplomacia argentina ha rehusado revelar si Buenos Aires pedirá algo a cambio de acceder a las demandas de Londres. En su carta, May pedía a Macri que reviera la legislación relativa a las exploraciones de crudo y gas en torno al archipiélago y el refuerzo de las conexiones aéreas con Falklands/Malvinas.

“La diplomacia no se puede manejar a través de la prensa, porque cuando se está en proceso de negociaciones, o en proceso de intento de negociaciones, el avanzar información fuera del canal que se ha establecido puede poner en riesgo el diálogo”, ha esgrimido.

Para Malcorra, la relación con el Reino Unido no puede limitarse por las diferencias sobre las Falklands/Malvinas, puesto que, a su juicio, dos países pueden avanzar en cuestiones que ayuden a “crear un espacio conducente a un diálogo” entre ambas partes.

En otro momento de sus declaraciones, la jefa de la Diplomacia argentina ha reconocido que su candidatura para la Secretaría General de las Naciones Unidas tendrá un impacto en el tema Falklands/Malvinas.

“El hecho de tener una secretaria general argentina, que sería el caso si yo fuera, pondría el Reino Unido eventualmente en la situación de no llevar el caso a las Naciones Unidas”, ha dicho Malcorra.

Además, la titular argentina ha agregado que el Gobierno británico podría alegar una “visión parcializada por parte de la secretaria general” para impedir las negociaciones sobre el conflicto de soberanía del archipiélago en el ámbito de las Naciones Unidas.

Malcorra fue jefa del gabinete del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, desde 2012 hasta que fue nombrada para su puesto actual por Macri y se la considera una probable candidata a la sucesión de Ban.

Tras acudir a una audiencia relacionada con su candidatura, Malcorra aludió al litigio que mantienen Argentina y el Reino Unido sobre la soberanía de las referidas islas y comentó que Ban Ki-moon estaba dispuesto a hacer lo que las dos partes acordaran y ella, en su lugar, haría lo mismo.

Durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la tensión entre Buenos Aires y Londres se intensificó por la decisión argentina de ordenar embargos contra bienes y activos de firmas petroleras británicas y estadounidenses que iniciaron operaciones en las Malvinas

Sin embargo, tras llegar al poder, el Gobierno de Macri anunció, en diciembre de 2015, que se decantaría por una postura no “muy dura” sobre el tema de las Falklands/Malvinas en contraposición a la posición adoptada por los gobiernos precedentes de Néstor Kirchner y Cristina Fernández (2003-2015).