MercoPress, in English

Miércoles, 30 de noviembre de 2022 - 04:01 UTC

 

 

“Cuba jamás regresará a OEA”, instrumento de dominación imperialista, afirma Raúl Castro

Lunes, 6 de junio de 2016 - 15:02 UTC
Castro reafirmó apoyo “al gobierno legítimo del presidente Maduro y la Revolución Bolivariana”, que “enfrentan con firmeza la guerra económica y mediática” Castro reafirmó apoyo “al gobierno legítimo del presidente Maduro y la Revolución Bolivariana”, que “enfrentan con firmeza la guerra económica y mediática”
Es “motivo de profunda preocupación el inaceptable intento del secretario general de la OEA (Almagro), por aplicar la llamada Carta Democrática” en Venezuela Es “motivo de profunda preocupación el inaceptable intento del secretario general de la OEA (Almagro), por aplicar la llamada Carta Democrática” en Venezuela

El presidente de Cuba, Raúl Castro, ratificó su “firme e incondicional solidaridad” con Nicolás Maduro y con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff a la vez que reafirmó que Cuba “jamás regresará a la OEA”.

 A la apertura de la reunión presidencial de la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), Castro reafirmó el apoyo hacia “el Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro y con la Revolución Bolivariana”, que “enfrentan con firmeza la embestida desestabilizadora y la guerra económica y mediática de quienes pretenden barrer las conquistas políticas, sociales y económicas que han beneficiado a millones”.

Para el mandatario de la isla, que ostenta la presidencia temporal de la AEC, es “motivo de profunda preocupación el inaceptable intento del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) (Luis Almagro) por aplicar la llamada Carta Democrática Interamericana para intervenir en los asuntos internos de Venezuela”.

“Solo reitero nuestra opinión de que la OEA desde su fundación fue, es y será un instrumento de dominación imperialista y que ninguna reforma podría cambiar su naturaleza ni su historia. Por eso Cuba jamás regresará a la OEA”, recalcó Castro.

El mandatario cubano también expresó su solidaridad con Brasil y su “presidenta constitucional Dilma Rousseff, que enfrenta valientemente un golpe de estado parlamentario promovido por derecha oligárquica y neoliberal para revertir las conquistas sociales alcanzadas durante los Gobiernos del Partido de los Trabajadores”.

En su intervención, Castro también ratificó su “satisfacción por los avances en el proceso de paz en Colombia” y aseguró que Cuba, garante y sede permanente de los diálogos entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, se esforzará por ayudar a lograr un acuerdo que ponga fin definitivamente a ese conflicto.

Los jefes de Estado y Gobierno del Caribe se reúnen en la capital cubana para adoptar posiciones comunes, analizar los desafíos actuales de la región, desarrollar estrategias para enfrentar los retos futuros, enfocados en temas prioritarios como el turismo, el transporte y los efectos del cambio climático.

En la reunión participan presidentes, primeros ministros y representantes de los 25 Estados miembro de la AEC, los siete asociados, 21 países invitados y nueve organizaciones internacionales en calidad de observadores.

Entre otros, asisten a esta cumbre los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro; de Panamá, Juan Carlos Varela; Guillermo Solís, de Costa Rica; de Honduras, Juan Orlando Hernández; de República Dominicana, Danilo Medina; Jimmy Morales, de Guatemala; y Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador. Además, participan los primeros ministros de países caribeños como Trinidad y Tobago, Aruba, Jamaica, Guyana y Granada.

En la última jornada de la VII Cumbre de la AEC, los jefes de delegaciones emitirán la “Declaración de La Habana” y aprobarán el Plan de Acción 2016-2018 de la organización. También se prevé la presentación de un documento en solidaridad con Venezuela, consensuado ayer en la reunión de cancilleres del Caribe.

Categorías: Política, América Latina.