MercoPress, in English

Lunes, 24 de enero de 2022 - 06:05 UTC

 

 

Perú declara estado de emergencia en el sur por la sequía que se extiende desde noviembre

Lunes, 30 de mayo de 2016 - 12:41 UTC
Se han perdido 5.000has de cultivos y otras 45.000has se hallan afectadas por déficit hídrico, “poniendo en riesgo la seguridad alimentaria de poblaciones vulnerables” Se han perdido 5.000has de cultivos y otras 45.000has se hallan afectadas por déficit hídrico, “poniendo en riesgo la seguridad alimentaria de poblaciones vulnerables”
En Apurímac la ganadería padece “una alta morbilidad y una gradual mortalidad de las diferentes especies”, especialmente en la ganadería familiar de subsistencia. En Apurímac la ganadería padece “una alta morbilidad y una gradual mortalidad de las diferentes especies”, especialmente en la ganadería familiar de subsistencia.

El gobierno de Perú decretó este domingo el estado de emergencia durante sesenta días en la región de Apurímac, situada en los Andes del sur del país, por la sequía que registra esa zona desde noviembre, causada por el fenómeno climatológico de El Niño. El decreto publicado en el diario oficial El Peruano ordenó a las autoridades nacionales, regionales y locales correspondientes “ejecutar las acciones inmediatas y necesarias de respuesta y rehabilitación de las zonas afectadas”.

 El documento destacó que hasta ahora se han perdido unas 5.000 hectáreas de cultivos diversos y que otras 45.000 hectáreas se encuentran afectadas por déficit hídrico, que “pone en riesgo la seguridad alimentaria de las poblaciones vulnerables”, de acuerdo con un reciente informe de la Autoridad Nacional del Agua (ANA) .

La falta de precipitaciones también generó una disminución de la producción del sector agropecuario de Apurímac y de la ganadería, que padece “una alta morbilidad y una gradual mortalidad de las diferentes especies”, especialmente en la ganadería familiar de subsistencia.

El mismo reporte de la ANA señaló que la situación ocasiona “cuantiosas pérdidas económicas” y que puede prorrogarse hasta mediados de junio debido a que Apurímac no cuenta con los reservorios o embalses de agua suficientes para paliar la sequía.

El informe señaló que las lluvias en la región de Apurímac disminuyeron significativamente entre diciembre y febrero hasta situarse en 1,83 litros por metro cuadrado, en su mayoría por precipitaciones esporádicas en forma de lluvias torrenciales y granizadas.

Ese registro está por debajo del promedio habitual, que fue de 4,9 litros por metro cuadrado en enero de 2014 y de 5,3 litros por metro cuadrado en enero de 2015.

El déficit hídrico es la disminución transitoria y durante un espacio corto de tiempo de las precipitaciones o lluvias, mientras que la sequía es la alteración climática que produce un déficit hídrico prolongado durante meses o años en una misma zona.

El fenómeno climatológico de El Niño sucede cuando se eleva de manera anormal la temperatura del mar, lo que suele ocasionar lluvias torrenciales, inundaciones y aluviones en las zonas cercanas del litoral, y escasez de precipitaciones en la cordillera andina