MercoPress, in English

Viernes, 27 de enero de 2023 - 14:32 UTC

 

 

Creciente desempleo, “herencia maldita” de Rousseff apunta el equipo de Temer

Domingo, 1 de mayo de 2016 - 13:32 UTC
Tras de años de una tasa de desempleo del 5%, Brasil enfrenta un incremento acelerado de la desocupación con 3,1 millones en los últimos doce meses Tras de años de una tasa de desempleo del 5%, Brasil enfrenta un incremento acelerado de la desocupación con 3,1 millones en los últimos doce meses

El número de desocupados en Brasil llegó a 11,1 millones de personas en el trimestre concluido en marzo, un salto de 40% frente a 2015, según datos oficiales presentados por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) este viernes. El cuadro social se agrava en vísperas del nuevo gobierno que encabezará el vicepresidente Michel Temer.

 Luego de años de una tasa de desempleo del orden del 5%, Brasil enfrenta un incremento acelerado de la desocupación. En los últimos doce meses, 3,1 millones de brasileños se sumaron al contingente de personas sin trabajo.

Si se compara al trimestre octubre-noviembre-diciembre de2015 con enero-febrero-marzo de este año se observa un aumento de 772.000 de personas sin empleo.

Algunos dirigentes opositores hablan de la “herencia maldita” dejada por el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), que posiblemente se licenciará a mediados de mayo, cuando el Senado probablemente vote la apertura de un “impeachment” contra la mandataria, quien definió como “ridículos” a los cargos en su contra.

La crisis del mercado laboral empeoró paulatinamente a lo largo de 2015 y se agravó en el trimestre concluido en marzo pasado cuando trepó al 10,9%, lo que representa un aumento de tres puntos porcentuales frente al mismo trimestre del año pasado.

Y expresa un alza del 1,9% en la comparación con el trimestre concluido en diciembre de 2015, y del 0,7% si se contrasta con el trimestre finalizado en febrero de 2016.

La Pesquisa Nacional con base en Muestras Domiciliarias fue realizada por el IBGE en 211.000 residencias de 3.500 municipios de todos los estados brasileños. El estudio se realiza sobre trimestres “móviles” y tipifica como desempleado al ciudadano que procuró y no encontró trabajo en los últimos 30 días.

Según el IBGE en marzo pasado la población inserta en el mercado laboral era de 90,6 millones de personas en todo el país. Junto al incremento del paro se observa la precarización del trabajo, traducida en la caída del empleo formal que fue del 4 %en los últimos doce meses.

La industria fue el sector que perdió más empleados, con 1,4millones en los últimos doce meses. La información fue divulgada mientras el vicepresidente Michel Temer se reunía con asesores para analizar la formación de su eventual gabinete.

Temer recibió este viernes en San Pablo al economista Henrique Meirelles, ex presidente del Banco de Boston y ex titular del Banco Central durante los gobiernos de Lula da Silva.

Categorías: Economía, Política, Brasil.