MercoPress, in English

Miércoles, 5 de octubre de 2022 - 09:38 UTC

 

 

Cristina recibida en Buenos Aires por miles de militantes que prometen acampar frente a tribunales

Martes, 12 de abril de 2016 - 09:55 UTC
A la salida de El Calafate como en la  puerta del hall central del Aeroparque, y de su domicilio Cristina era aguardada por simpatizantes y militantes kirchneristas. A la salida de El Calafate como en la puerta del hall central del Aeroparque, y de su domicilio Cristina era aguardada por simpatizantes y militantes kirchneristas.
El líder de La Cámpora, “Cuervo” Larroque, señaló que el liderazgo de Cristina hoy se potencia cuando se contrasta con la política que está aplicando el macrismo El líder de La Cámpora, “Cuervo” Larroque, señaló que el liderazgo de Cristina hoy se potencia cuando se contrasta con la política que está aplicando el macrismo

La ex presidenta Cristina Fernández regresó el lunes por la noche a Buenos Aires para declarar el miércoles en la Justicia en el marco de la causa en la que se encuentra imputada por la venta de dólares a futuro y miles de militantes y dirigentes kirchneristas la aguardaron en una importante bienvenida en el Aeroparque Metropolitano.

 Minutos antes de las 22.00 la nave de Aerolíneas Argentinas arribó a la estación aérea, y la ex presidenta se dirigió desde el sector de arribos hacia el playón donde se confundió con la multitud.

Luego de permanecer cuatro meses en la ciudad patagónica de El Calafate, la ex mandataria abordó el vuelo de línea número 1893 que aterrizó a las 21.58 en la Ciudad de Buenos Aires, desde donde se trasladó a su departamento del barrio porteño de Recoleta.

Tanto en la salida desde la ciudad turística, como en la puerta del hall central del Aeroparque, y de su domicilio porteña era aguardada por simpatizantes y militantes kirchneristas.

Como anticipo de la multitudinaria concentración convocada para el miércoles en los tribunales donde debe declarar por la mañana, entre 8 mil y 10 mil militantes de distintas agrupaciones kirchneristas, y dirigentes que acompañaron su gobierno, se concentraron en Aeroparque para darle la bienvenida.

Entre los militantes que la aguardaban había banderas de La Cámpora, de Nuevo Encuentro, Kolina, Partido Comunista Congreso extraordinario, el peronismo de Avellaneda con el intendente Jorge Ferraresi a la cabeza; La Martín Fierro, Solidaridad e Igualdad, Movimiento Evita, Miles de Luis Delia, Movimiento Octubre, de los radicales de Los Irrompibles y de la cibermilitancia “Resistiendo con Aguante”: todos ellos se agolparon en el sector de arribos, donde se montó un operativo especial de seguridad y luego se desplazaron hacia donde se preveía iban a tomar contacto directo con Cristina Fernández.

El líder de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque, señaló que “el liderazgo de Cristina hoy se potencia porque ahora mucha gente puede comprender lo que se hizo en este país durante doce años y medio, cuando contrasta con la política que está aplicando el macrismo‘.

Larroque también señaló que ‘la imagen de Cristina es una bocanada de aire para la gente que la está pasando mal” y denunció que “hay una persecución política contra todo un conjunto de compañeros‘.

“En particular se centra en la figura de Cristina, por la incapacidad que tienen los poderes concentrados y la oligarquía en dar una respuesta al país”, apuntó el dirigente, encabezando la movilización de La Cámpora en bienvenida a su líder.

También se pudo ver en el lugar al ex secretario de la Presidencia Oscar Parrilli; la ex ministra de Cultura Teresa Parodi, el secretario de Estado de Derechos Humanos de Santa Cruz, Horacio Pietragalla; la diputada Mayra Mendoza, el dirigente radical Leopoldo Moreau, el ex titular de Aerolineas Argentinas, Mariano Recalde y Tristan Bauer.

También se encontraban el ex ministro de Trabajo Carlos Tomada, Liliana Massure, el ex titular del Afsca, Martín Sabatella, su mujer, la diputada Monica Macha, y Mayra Mendoza de La Campora.

‘La causa que inventó (el juez Claudio) Bonadio es descabellada, en primer lugar porque no es materia judiciable. Si fuera así, con cualquier decisión que adopte cualquier gobierno podría caer con la misma circunstancia. Ademas hay una manifiesta animadversión y deseo de venganza de un juez que busca notoriedad‘, señaló Moreau

Categorías: Política, Argentina.