MercoPress, in English

Sábado, 13 de agosto de 2022 - 13:28 UTC

 

 

“Macri y Vázquez un solo corazón”: primera reunión con resultados positivos

Viernes, 8 de enero de 2016 - 11:19 UTC
Vázquez agradeció a Macri “por contemplar a Uruguay para que sea el primer país que visita en ejercicio de su presidencia” Vázquez agradeció a Macri “por contemplar a Uruguay para que sea el primer país que visita en ejercicio de su presidencia”

Los presidentes de Uruguay y Argentina, Tabaré Vazquez y Mauricio Macri realizaron este jueves una serie de anuncios en asuntos bilaterales que confirman las mejores relaciones entre los países vecinos luego de años de tirantez y desencuentros bajo los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

 Tras el encuentro al medio día en la estancia presidencial de Uruguay, en Colonia, a donde viajó Macri con su delegación, los jefes de estado anunciaron, entre otras cosas, el fin de una prohibición que impedía el trasbordo de mercancías argentinas en puertos uruguayos, la posibilidad de adquirir gas de una regasificadora gigante que está construyendo Uruguay en Montevideo, y la propuesta para la organización conjunta del Mundial de fútbol en 2030, años del centenario de la primera copa.

Macri arribó en helicóptero a la estancia de Anchorena acompañado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la canciller Susana Malcorra; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y el asesor en asuntos estratégicos, Fulvio Pompeo; mientras que los esperaba en territorio uruguayo el embajador argentino designado, Guillermo Montenegro.

Tras un breve encunetro a solas entre el visitante Macri y el anfitrión Vázquez, hubo un almuerzo del cual también participaron el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, y el embajador de Uruguay en Argentina, Héctor Lescano.

En un breve contacto con los medios tras el almuerzo, pero sin la posibilidad de realizar preguntas, Vázquez agradeció a Macri “por contemplar a Uruguay para que sea el primer país que visita en ejercicio de su presidencia” y dijo no estar sorprendido por “el grado de simpatía que siempre ha manifestado en virtud de este pueblo”.

“Fue una reunión muy fructífera, con acuerdos trascendentales para ambos países. Lo más importante que quiero destacar, es que los dos gobiernos hemos asumido que tenemos que estar a la altura de nuestro pueblo en su relacionamiento, que es profundo y fraterno. Uruguay tiene mucho que agradecer a la Argentina”, agregó.

De inmediado Vázquez informó sobre los “acuerdos ambientales para el monitoreo de los ríos comunes y espacios comunes, estableciendo la creación de un laboratorio de última generación que sirva también para que lo utilicen otros países del Mercosur”.

Además, señaló que ambos avanzaron “sustancialmente sobre la producción energética que hará Uruguay de gas natural, regasificando gas licuado y Argentina va a comprar el gas, que en un año aproximadamente va a estar en condiciones”.

También afirmó que se analizó la futura concreción “de un plan estratégico binacional, utilizando las facilidades en los ríos”.

En ese sentido, Macri anunció luego ante los medios la derogación de la Disposición 1108/13 -“un decreto no muy feliz”, lo calificó-, la cual incluso trajo por escrito y firmada por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

Esa resolución impedía que las cargas de exportación originadas en puertos argentinos sean transbordadas en puertos de países que -aunque formen parte del Mercosur- no tengan acuerdos de transporte marítimo de cargas con Argentina, y al no tenerlo Uruguay, quedaba fuera de recibir esos trasbordos.

Además, Macri expresó su “alegría” de visitar Uruguay por el “profundo sentimiento” que lo “vincula con el pueblo oriental” y repitió su meta, ya afirmada en campaña, de “retomar los vínculos históricos de dos pueblos unidos por la historia, con un futuro a compartir”.

Macri llamó a “aprovechar la infraestructura uruguaya” en alusión a la promesa de comprar gas del vecino país -una vez que finalicen las obras para que el gasoducto permita transportar el hidrocarburo de manera inversa- y sostuvo que “el desafío es complementarse, con flexibilidad” y lograr “que el Río de la Plata tenga Pobreza Cero”.

Sobre el final, Macri recordó que en 2030 se cumplirá un siglo del primer Mundial de Fútbol (realizado en Uruguay y en cuya final derrotó a la Argentina 4 a 2) y dijo que con Tabaré se pusieron “de acuerdo en candidatear a ambos países para organizar juntos el Mundial 2030”, e incluso bromeó que para ese momento los mandatarios recuerden “invitar a estos dos viejitos” a participar.

Apenas pasadas las 15, Macri junto a toda la comitiva argentina se retiraron para retornar rumbo a Buenos Aires, aunque con la promesa de tener “otra reunión como estas pronto”, según concluyó Macri.

Fuentes diplomáticas luego explicaron que si bien originalmente estaba previsto una conferencia de prensa con preguntas, “el tiempo urgía” y además Vázquez tiene entre manos “un entuerto bastante complicado con su aliado en el gobierno, el ex presidente Mujica”, quien en los hechos “domina el parlamento y puede incidir en la agenda legislativa”.