MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 22:39 UTC

 

 

Rousseff declara su amor por EE.UU. con el cual Brasil 'comparte muchas cosas'

Martes, 30 de junio de 2015 - 08:08 UTC
“Somos optimistas sobre nuestra capacidad de aumentar nuestro nivel de cooperación, y eso significa cooperación entre los gobiernos y los empresarios” “Somos optimistas sobre nuestra capacidad de aumentar nuestro nivel de cooperación, y eso significa cooperación entre los gobiernos y los empresarios”
“Es mi intención trabajar junto con el presidente Barack Obama” para estrechar y aumentar las relaciones comerciales con este país, indicó Rousseff “Es mi intención trabajar junto con el presidente Barack Obama” para estrechar y aumentar las relaciones comerciales con este país, indicó Rousseff
La presidenta también se refirió al plan de 64.000 millones de dólares de infraestructuras e invitó a la audiencia de inversores La presidenta también se refirió al plan de 64.000 millones de dólares de infraestructuras e invitó a la audiencia de inversores

Brasil quiere fortalecer las relaciones económicas con EE.UU., con el que comparte “muchas cosas” como un gran mercado, inversiones, sociedades democráticas y respeto por la libertad de prensa, dijo Rousseff este lunes en Nueva York donde se encuentra en un viaje oficial a EE.UU. de cuatro días.

 En la reunión en Nueva York frente a un grupo de inversores recordó que hay 3.000 empresas estadounidenses establecidas en Brasil en diversas áreas y que empresas brasileñas han aumentado su presencia con cientos de ellas en EE.UU.

La presidenta de Brasil recordó que ambos países tienen una larga historia de cooperación y compromiso tecnológico y apeló a la confianza que necesita para atraer mayor inversión extranjera, tras escándalos de corrupción que han sacudido a ese país tras los casos de Petrobras y Caixa Económica Federal.

“Somos optimistas sobre nuestra capacidad de aumentar nuestro nivel de cooperación, y eso significa cooperación entre los gobiernos y los empresarios” , señaló la mandataria, que con este viaje busca restablecer las relaciones bilaterales y atraer inversiones en infraestructura.

Ello ocurre en medio de medidas fiscales adoptadas para reducir el gasto público y rescatar la economía ante la inflación en su mayor nivel en diez años.

“Para aumentar la productividad precisamos aumentar la inversión en la infraestructura”, dijo en un discurso ante inversores estadounidenses y brasileños, representantes de bancos, entre otros que participaron en un seminario en un hotel en la ciudad.

Rousseff, tras cinco años de enlentecimiento de la economía, habló de una “fase de construcción” para conseguir un nuevo ciclo de “expansión del crecimiento” del país y recordó el plan de inversión que presentó hace dos semanas, que ahora trajo a EE.UU.

El plan de 64.000 millones de dólares, incluye proyectos de modernización y construcción de aeropuertos, puertos, carreteras y ferrocarriles, cuyas obras serán ofrecidas a empresas privadas nacionales y extranjeras mediante un sistema de concesiones, que busca aumentar.

“Es mi intención trabajar junto con el presidente Barack Obama” para estrechar y aumentar las relaciones comerciales con este país, indicó Rousseff a una atestada sala de inversores, con quienes se reunió durante el fin de semana.

La presidenta de Brasil viajó acompañada por un grupo de ministros, entre ellos de Educación, Desarrollo, y Planificación y Presupuesto, Ciencia y Tecnología, entre otros. Rousseff, quien llegó a Nueva York el sábado, hizo un recuento sobre los avances que han tenido en las áreas en las que busca nuevas inversiones, pero, insistió “necesitamos avanzar más”.

“Estamos verdaderamente interesados en desarrollar más relaciones con EE.UU., con la sociedad, con círculos académicos, en establecer colaboraciones en tecnología, ciencias, educación e innovación”, aseguró la presidenta en su primer viaje oficial a EE.UU., tras cancelar una visita en 2013 luego de denunciar haber sido víctimas de espionaje diplomático y económico por parte de este país.

Rousseff, que inició el mandato de su segundo gobierno el pasado enero, se reunirá con el presidente Obama este martes y viajará también a la ciudad de San Francisco, donde sostendrá el miércoles un encuentro con la presidenta de la Universidad de California, Janet Napolitano, y visitará el centro de investigación de la Universidad de Stanford, con miras a las colaboraciones en las áreas de ciencias y tecnología.

En la visita a San Francisco participarán en reuniones con empresarios de tecnología, así como del sector de la aeronáutica cuando visite el centro de investigación de la NASA.