MercoPress, in English

Viernes, 21 de junio de 2024 - 22:41 UTC

 

 

Multitudinario acto del Kirchnerismo para celebrar 12 años de Cristina y Néstor

Martes, 26 de mayo de 2015 - 10:05 UTC
Cristina Fernández dijo que esperaba que los doce veranos de avances y transformación se conviertan en trece veranos, en alusión a las elecciones Cristina Fernández dijo que esperaba que los doce veranos de avances y transformación se conviertan en trece veranos, en alusión a las elecciones

Una multitud colmó el lunes la Plaza de Mayo de Buenos Aires epicentro de los festejos por el aniversario de la revolución que en 1810 condujo a la independencia de la corona española, en un acto que cerró por la noche la presidenta Cristina Fernandez de Kirchner.

 Las celebraciones se realizaron en un clima de efervescencia política, a cinco meses de las elecciones presidenciales del 25 de octubre, en el último tramo del gobierno de Cristina Fernández que concluirá su segundo mandato en diciembre.

Miles de banderas de agrupaciones sociales, gremiales y del oficialista Frente para la Victoria (FPV) ondearon en la plaza de Mayo frente a la sede gubernamental, donde un gigantesco escenario albergó un festival musical.

En su discurso de cierre, la presidenta argentina casi ni habló de la Revolución de 1810 y se centró en los doce años de Néstor Kirchner y ella, que arrancaron un 25 de mayo de 2003, a la vez que reclamó que “esos doce veranos de avances y transformación se conviertan en trece veranos” en clara alusión a las próximas elecciones y la victoria de quien la suceda, de sus propias filas.

El acto cerró tres días de celebraciones por la fecha patria que incluyeron espectáculos, muestras y la inauguración de un monumental centro cultural y sala de conciertos en el remodelado Palacio de Correos del siglo XIX de la capital argentina.

Cristina Fernández participó este lunes por la mañana del tradicional Tedéum que se celebró en esta ocasión en la centenaria Basílica de Luján, 75 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

En la misa estuvo presente todo el gabinete ministerial y el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, precandidato a la presidencia por el partido gubernamental al igual que el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazo.

Ambos dirimirán la candidatura presidencial por el oficialismo en las primarias abiertas y obligatorias del 9 de agosto. La presidenta no ha expresado públicamente apoyo hacia uno u otro precandidato.

El mayor adversario por la oposición es el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri y en tercer lugar el diputado peronista disidente Sergio Massa.

En su homilía ante Cristian Fernández y los dos precandidatos oficialistas, el arzobispo de Luján, Agustín Radrizzani, arengó por “cultivar la convivencia en todos los argentinos, la solidaridad, mayor justicia social y participación en los proyectos comunes”.

“No se hagan daño, cuídense, que no haya odio, que no haya peleas, dejen de lado la envidia, dialoguen”, pidió el prelado.

Categorías: Política, Argentina.