MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 19:23 UTC

 

 

Paraguay con ingresos 1.000 millones de dólares menores en la actual zafra de soja

Miércoles, 29 de abril de 2015 - 10:01 UTC
Con 1.000 kilos menos por hà. en una superficie cercana al millón de has, se produjo ”la pérdida de un millón de toneladas a nivel campo”, reconoció Berea Con 1.000 kilos menos por hà. en una superficie cercana al millón de has, se produjo ”la pérdida de un millón de toneladas a nivel campo”, reconoció Berea
“Pese a todo tenemos a nivel de Paraguay un rendimiento de 2.400 kilos por hectárea de promedio” “Pese a todo tenemos a nivel de Paraguay un rendimiento de 2.400 kilos por hectárea de promedio”

Los altos precios de siembra, bajos precios para la venta y la pérdida de más de un millón de hectáreas de cultivos como consecuencia de varios factores influyeron para que el sector sojero del Paraguay ingrese unos 1.000 millones de dólares menos en esta zafra según Capeco, la organización que reúne a los exportadores de la oleaginosa.

 José Berea, titular de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), descartó las versiones de que en la última campaña se hayan cultivado menos hectáreas que en años anteriores. Señaló que si bien hubo una reducción mínima en algunos departamentos, se cultivaron unas 10.000 hectáreas más que en el año anterior.

Manifestó que lo que sí se tuvo fue problemas con el rendimiento de la primera parte, cultivada entre en finales de agosto y principios de setiembre.

“Los rendimientos de la primera parte fueron muy disparejos y muy pobres”, afirmó. En ese sentido, señaló que se tuvo una pérdida de unos 1.000 kilos por hectárea en una superficie cercana al 1.000.000 de hectáreas. “Ahí si se ha perdido un millón de toneladas a nivel campo”, reconoció.

Indicó que esta pérdida se dio como consecuencia de factores como sequías, una siembra demasiado temprana y la falta de temperatura adecuada en el suelo para realizar el plantío.

“El censo que hemos hecho, allá en diciembre ya habíamos hecho el estudio satelital, arrojaba 966.000 hectáreas que se habían plantado de manera excesivamente temprana. Esas se vieron afectadas por condiciones que mencioné antes, más una sequía en octubre y unos calores muy excesivos. Eso nos calcinó las plantas e hizo que la producción haya mermado considerablemente en ese tercio de la producción paraguaya”, apuntó.

Indicó que eso ya era imposible de recuperar, pero que las otras dos millones de hectáreas si tuvieron unos rendimientos entre buenos y aceptables.

Berea señaló que ahora existe la esperanza de recuperar en cierta medida esas pérdidas con la soja safrinha, que es la soja que se volvió a plantar sobre soja. Gran parte de las hectáreas perdidas se destinó a la segunda cosecha de soja y el resto se destinó a maíz safrinha. “La soja safrinha ya comenzó con rendimientos variables”, puntualizó.

El año pasado, explicó Berea, el promedio de rendimiento rondaba los 2.800 kilos por hectáreas; este año, en Alto Paraná el rendimiento fue de 2.700 kilos por hectárea, en Canindeyú de 2.600. El más afectado fue el departamento de Itapúa, el segundo departamento en superficie con 600.000 hectáreas, donde el rendimiento no llegó a los 2.100 kilos por hectárea.

“Pese a todo tenemos a nivel de Paraguay un rendimiento de 2.400 kilos. Por eso es que nosotros decimos que algunos van a perder, otros van a empatar y otros van a tener alguna ganancia”, afirmó.

“Fue un año complicado por los costos de siembra muy altos, porque veníamos con insumos del año anterior en el que la soja había estado con precios muy altos en Chicago. Entonces, los insumos tuvieron precios altos. Esperamos que ahora para la nueva campaña que se va a empezar a plantar en octubre, estas variables de insumos ya se adecuen un poco más a los precios de la oleaginosa a nivel internacional”, señaló para luego agregar que por el momento no existirían motivos para una suba en los precios. Además, indicó que las perspectivas climáticas son buenas, atendiendo a que está anunciada la llegada de El Niño, lo que traería importantes cantidades de lluvias.

Puntualizó que se estima que como consecuencia de estos factores se estima que el sector sojero ingresó unos US$ 1.000 millones menos. Berea finalizó diciendo que se está instando a los productores para que en lo posible dejen de realizar la práctica de cultivar soja sobre soja y que se vuelquen más al maíz o al trigo que es la cobertura ideal para el suelo luego de cada cosecha de la oleaginosa.

Categorías: Agricultura, Economía, Paraguay.