MercoPress, in English

Jueves, 29 de setiembre de 2022 - 02:34 UTC

 

 

Implicado en corrupción de Petrobras reitera que la trama prosperó bajo Lula da Silva

Sábado, 25 de abril de 2015 - 10:15 UTC
El “club”, según Mendonça Neto, existía desde 1997, pero “tuvo más efectividad” en el reparto de los contratos a partir de 2004, con Lula da Silva El “club”, según Mendonça Neto, existía desde 1997, pero “tuvo más efectividad” en el reparto de los contratos a partir de 2004, con Lula da Silva
Empero aclaró que “nunca” supo que Lula o Rousseff hayan estado al tanto de la trama, que limitó a directores de Petrobras, el “club” y algunos partidos Empero aclaró que “nunca” supo que Lula o Rousseff hayan estado al tanto de la trama, que limitó a directores de Petrobras, el “club” y algunos partidos
Mendonça Neto dijo que algunas de las “contribuciones” de su empresa fueron a las arcas del PT, que su “contacto” era el entonces tesorero Joao Vaccari Mendonça Neto dijo que algunas de las “contribuciones” de su empresa fueron a las arcas del PT, que su “contacto” era el entonces tesorero Joao Vaccari

El empresario implicado en la red de corrupción de la petrolera estatal brasileña Petrobras ratificó que esa trama se robusteció a partir de 2004, cuando era presidente Lula da Silva (2003-2010).

 El procesado Augusto Mendonca Neto de la empresa Toyo Setal compareció ante un grupo parlamentario que investiga el caso y declaró que en 1997 un grupo de compañías privadas formó una suerte de cártel que se repartía los contratos con Petrobras.

No obstante, como ya había declarado antes ante la justicia, “la relación entre esas empresas y Petrobras se dio a partir de 2004″, cuando directores de la petrolera comenzaron a participar en forma directa en la trama e indicaban a qué partidos políticos se debía hacer partícipes también de las corruptelas.

Mendonça Neto dijo que algunas de las “contribuciones” de su empresa fueron a las arcas del Partido de los Trabajadores (PT), de Lula y su pupila y actual presidenta, Dilma Rousseff, y que su “contacto” era el entonces tesorero de esa formación, Joao Vaccari, preso desde la semana pasada.

El empresario confirmó que esas compañías, agrupadas en lo que calificó de “club de las constructoras”, pues en su mayoría eran de ese área, obtenían contratos amañados con Petrobras, inflaban los precios y repartían la diferencia entre directores de la empresa y políticos.

Ese “club”, según Mendonça Neto, existía desde 1997, pero “tuvo más efectividad” en el reparto de los contratos a partir de 2004, ya con Lula en el poder.

Aclaró, sin embargo, que “nunca” supo de que Lula o Rousseff hayan estado al tanto de la trama, que limitó a directores de Petrobras, las empresas del “club” y algunos partidos políticos.

El empresario es uno de los procesados por este caso, aunque se encuentra en libertad después de llegar a un acuerdo de colaboración con la justicia a cambio de una futura reducción de pena.

Explicó que, en su caso, el ex-director de Servicios de Petrobras Renato Duque, preso por el escándalo, le indicó hace más de siete años que las comisiones que debía pagar Toyo Setal tenían que ser tratadas con Vaccari en la sede nacional del PT en Sao Paulo.

Parte del dinero con que “contribuía” Toyo Setal, de acuerdo a Mendonça Neto, fue entregado en forma de “donaciones legales” para campañas del PT, aunque dijo que también fueron destinados recursos al Partido Progresista (PP) y a otras formaciones oficialistas.

Aclaró que era Duque el que decidía las sumas y cuándo se pagaban y detalló que Toyo Setal “donó” para campañas del PT unos 4 millones de reales (hoy 1,3 millones de dólares) entre 2008 y 2011, siempre a pedido del director de Petrobras.

Esta semana con varios meses de atraso, Petrobras presentó su balance correspondiente al año pasado, cuando tuvo pérdidas cifradas en 21.587 millones de reales (unos 7.200 millones de dólares). Se trata del primer resultado negativo de la petrolera desde 1991 y se agrava con una deuda bruta que llegó a fines de 2014 a 351.000 millones de reales (cerca de 117.000 millones de dólares).

Categorías: Economía, Política, Brasil.