MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 10:40 UTC

 

 

Argentina paralizada por huelga; gremios del transporte resultaron claves

Miércoles, 1 de abril de 2015 - 07:56 UTC
“La huelga es total”, celebró el titular de la Confederación General del Trabajo Azul y Blanca, Luis Barrionuevo. “La huelga es total”, celebró el titular de la Confederación General del Trabajo Azul y Blanca, Luis Barrionuevo.
El Jefe de gabinete Fernández insistió en que el paro tiene un propósito político y admitió que la falta de transporte resultó decisiva. El Jefe de gabinete Fernández insistió en que el paro tiene un propósito político y admitió que la falta de transporte resultó decisiva.

Las principales ciudades argentinas se paralizaron este martes por la huelga convocada por sindicatos argentinos, principalmente del transporte de pasajeros y de carga, para exigir al gobierno cambios en el impuesto que grava los salarios. El gobierno por intermedio de su vocero, Aníbal Fernández admitió la extensión del paro por la falta de transporte.

 Los trenes, buses y el metro dejaron de funcionar a medianoche y eran muy pocos los taxis que circulaban por Buenos Aires y también en grandes capitales provinciales como Rosario, Córdoba y Mendoza.

Todos los vuelos nacionales y regionales programados para el martes en el Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires fueron cancelados, mientras que una decena corrieron la misma suerte o fueron desviados en el aeropuerto internacional de Ezeiza, a las afueras de la capital argentina.

Agrupaciones de izquierda cortaron los principales puntos de acceso a Buenos Aires, lo que impidió también la entrada a la ciudad de miles de trabajadores que viajaban en sus propios vehículos.

El transporte de carga, portuario y la recolección de residuos también quedaron interrumpidos, mientras que los hospitales sólo atendieron urgencias mientras bancos y tribunales permanecieron cerrados.

Los sindicatos demandan modificar el impuesto a las Ganancias, aplicado a los salarios superiores a los 15.000 pesos (1.700 dólares), un reclamo al que se opone el gobierno bajo el argumento de que sólo afecta “al 10% de los trabajadores” con mejores sueldos.

“La huelga es total”, celebró el titular de la Confederación General del Trabajo Azul y Blanca, Luis Barrionuevo.

Desde el Gobierno, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, volvió a tildar de “político” el paro y aseguró que “hubiera trabajado el 95% de la gente, pero no pueden porque no tienen con qué viajar”.

Categorías: Política, Argentina.