MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 10:34 UTC

 

 

En las Américas unas 285.200 personas enfermaron de tuberculosis en 2013

Martes, 24 de marzo de 2015 - 08:54 UTC
Brasil (33%), Perú (13%), México (8,8%) y Haití (7,4%) fueron los países de las Américas con mayor cantidad de casos en 2013. Brasil (33%), Perú (13%), México (8,8%) y Haití (7,4%) fueron los países de las Américas con mayor cantidad de casos en 2013.

Al conmemorar el Día Mundial de la Tuberculosis (24 de marzo), la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) insta a los países de las Américas a redoblar sus esfuerzos para detectar, tratar y curar a las personas con tuberculosis, para así poner fin a la epidemia de esta enfermedad antes de 2030.

 Si bien en las Américas se han hecho progresos significativos en reducir la carga de esta enfermedad, sigue siendo una de las principales causas infecciosas de muerte, conjuntamente con el virus del VIH/sida. En la región durante 2013, unas 285.200 personas enfermaron de tuberculosis y 17.000 murieron por su causa.

“Para terminar con la epidemia de tuberculosis se necesitan políticas audaces y sistemas de salud que apoyen en el contexto de la cobertura universal de salud, para asegurar que todos tengan acceso a un diagnóstico temprano o al tratamiento que necesitan”, subrayó la doctora Mirtha del Granado, Asesora de la OPS/OMS en tuberculosis. “Sólo así podremos alcanzar el fin de la tuberculosis”, añadió.

La estrategia de la OMS “Fin de la TB”, aprobada por los gobiernos en la Asamblea Mundial de la Salud el año pasado, plantea tres pilares de acción concretas: la atención y prevención integrada centrada en el paciente, la definición de políticas y sistemas que permitan la prevención y la atención de la enfermedad, y la investigación e innovaciones necesarias para poner fin a la epidemia de la tuberculosis.

Esta estrategia establece metas ambiciosas de una reducción de 95% de las muertes por tuberculosis y un 90% de reducción en los casos para 2035. En los próximos cinco años, establece como meta eliminar los costos catastróficos que enfrentan los afectados por la enfermedad y sus familiares.

Entre 1990 y 2013, la mortalidad por esta enfermedad disminuyó en un 63% en las Américas, progreso que se debe en gran medida a la ejecución de la estrategia “Alto a la Tuberculosis” de la OMS y la OPS, que se basa en le tratamiento directamente observado (DOTS, por sus siglas en inglés) de calidad, el abordaje de la tuberculosis multirresistente, la coinfección de la tuberculosis con el VIH/sida y el involucramiento de todos los proveedores de salud y las comunidades.

Sin embargo, persisten desafíos en la región, que incluyen unos 65.000 casos no diagnosticados; la propagación de la tuberculosis multirresistente y la aparición de la tuberculosis extensamente resistente; así como la presencia de personas con VIH que desarrollan tuberculosis, entre otros. En 2013, la incidencia de la tuberculosis en la región fue de 29 casos cada 100.000 habitantes. Terminar con la epidemia implica alcanzar una tasa de menos de 10 casos por 100.000 habitantes.

La carga de la tuberculosis en las Américas varía según el país y se concentra, en su mayoría en las poblaciones más vulnerables que viven en las grandes ciudades, en general en barrios marginales donde las condiciones de vida conllevan al hacinamiento, al acceso limitado a los servicios de agua potable y saneamiento, y a las dificultades para acceder a los servicios de salud.

Con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por su sigla en inglés), la OPS/OMS implementa una iniciativa para el control de la tuberculosis en grandes ciudades de la región, que busca detectar a tiempo a quienes padecen la enfermedad, para acelerar su disminución en las Américas. En esta iniciativa, se coordinan autoridades locales con las sanitarias e incluyen acciones intersectoriales de educación, protección social, desarrollo urbano y de salud. Esta iniciativa se aplica en Lima, Perú; Bogotá, Colombia; en Guaruhlos, Brasil; Montevideo, Uruguay; Ciudad de Guatemala, Guatemala; Tijuana, México; y se está iniciando en Asunción, Paraguay.

• En la región (2013) unas 285.200 personas enfermaron de tuberculosis y 17 mil murieron por su causa.
• Unas 31.800 personas con VIH desarrollaron tuberculosis.
• 6.900 personas enfermaron con tuberculosis multi-rresistente.
• Los países notificaron 220.500 casos nuevos de tuberculosis en 2013, de los cuales el 5,3% fueron niños (11.379).
• Brasil (33%), Perú (13%), México (8,8%) y Haití (7,4%) fueron los países de las Américas con mayor cantidad de casos en 2013.
• Se estima que 65.000 afectados por la enfermedad no fueron diagnosticados
• Se trató exitosamente al 75% de los casos notificados en 2012. El 69% de los afectados con tuberculosis conocieron su estado de infección VIH.