MercoPress, in English

Sábado, 4 de diciembre de 2021 - 13:57 UTC

 

 

China suspende venta de aves vivas por temor a nueva cepa H7N9 de gripe aviar

Miércoles, 18 de febrero de 2015 - 20:13 UTC
La medida preventiva se decidió después de encontrarse 50 casos de gripe aviar H7N9 en 15 de las 21 principales ciudades de la provincia cantonesa La medida preventiva se decidió después de encontrarse 50 casos de gripe aviar H7N9 en 15 de las 21 principales ciudades de la provincia cantonesa

Las autoridades de la provincia china de Cantón (sur) han prohibido durante un mes la venta de aves vivas de corral debido al aumento del número de contagiados por la nueva cepa H7N9 de la gripe aviar.

 La prohibición también afectará a supermercados y restaurantes. Asimismo, los funcionarios supervisarán la matanza y entrega de aves de corral a los distintos comercios, según informó el Diario de Cantón.

La medida preventiva se decidió después de encontrarse 50 casos de gripe aviar H7N9 en 15 de las 21 principales ciudades de la provincia cantonesa. Hasta ahora, un 36 % de las muestras recogidas en los mercados de aves de corral vivas y locales mayoristas en toda la provincia han dado positivo de la cepa H7N9, que puede ser mortal para el ser humano.

La venta de aves vivas de corral se reanudará el jueves, excepcionalmente, por la celebración del Año Nuevo Lunar, la festividad más importante del pueblo chino. La compra y el sacrificio casero de aves vivas para el consumo es habitual incluso en las grandes ciudades del país, sobre todo en Cantón, donde el pollo es un plato habitual en las cenas de celebración del Año Nuevo Lunar.

El pasado año se registraron 111 casos de contagio humano de esta cepa en China, de los que al menos 20 fueron mortales, y no se consiguió confirmar si las víctimas estuvieron expuestas a aves vivas portadoras del virus, o si pudo haberse producido un raro contagio entre personas.

Durante estas fechas se espera que haya este año en China unos 2.800 millones de desplazamientos, lo que inquieta a las autoridades, ante la habitual costumbre de algunos viajeros de llevar aves vivas a su lugar natal, en trenes y autobuses invariablemente atestados en estos días.