MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 18:40 UTC

 

 

Dilma y Aecio concentran esfuerzos en cinco estados claves para segunda vuelta

Miércoles, 15 de octubre de 2014 - 11:17 UTC
Ambos contendientes están tras los 21 millones de votos de Marina Silva Ambos contendientes están tras los 21 millones de votos de Marina Silva

Los estados brasileños de San Pablo, Río de Janeiro, Bahía, Minas Gerais y Pernambuco han concentrado los esfuerzos en la campaña electoral de la mandataria Dilma Rousseff y de su rival, el tucano Aecio Neves para la segunda vuelta del 26 de octubre.

En estos estados Marina Silva logró alrededor de la 13,5 millones de votos en la primera vuelta. A pesar de que la ecologista le dio su apoyo al opositor Neves, la presidente de Brasil busca conquistar a sus electores. Esa diferencia es fundamental para que cualquiera de los dos postulantes pueda imponerse a fin de mes, dada además la densidad electoral de dichos estados.

En el estado de San Pablo, Rousseff consiguió el 25,8% de los votos válidos y quedó detrás de Neves (44,2%). Allí, el mayor colegio electoral del país, la mandataria necesita sí o sí de los sufragios que fueron para Silva, que representan el 25,1%.

Asimismo está planificada una agenda de campaña con su padrino político, el ex presidente Lula da Silva, en Pernambuco, donde Silva quedó en primer lugar (48%) al heredar los votos del fallecido ex gobernador de ese estado y original candidato del PSB, Eduardo Campos. No obstante, el PSDB nunca tuvo allí una buena elección, lo cual será un obstáculo para Neves.

De acuerdo con analistas políticos de Brasil, Rousseff también necesita consolidar y ampliar los votos en la región del nordeste, a pesar de que fue su bastión en estas elecciones, y en el estado Río Grande do Sul. Por su parte, además de concentrarse en esos cinco estados, Neves pretende pasar por las cinco regiones del país, con eventos en Pará, Paraíba, Mato Grosso do Sul y Goias.

Minas Gerais será otro estado en el que desplegarán sus tanques. En la primera vuelta, Rousseff logró vencer a Neves, a pesar de que éste gobernó allí dos períodos completos. La mandataria ha asegurado al respecto que “quien conoce al tucano no lo vota”. Por eso, Neves viajará el fin de semana a su tierra para llamar a los electores a que voten por él.

Una encuesta revelada el lunes por la encuestadora Vox Populi le atribuye un 45% de la intención de voto a la actual mandataria brasileña y un 44% al candidato opositor, aunque el margen de error es de 2,2%, por lo que habría empate técnico.

Esto explica la ansiedad de ambos candidatos por captar los votos de Marina Silva y de quienes votaron por otros postulantes o en blanco, o simplemente están desencantados con la política brasileña.

La alianza para el 26 de octubre entre Silva y Neves fue anunciada este fin de semana, y la presidenta Dilma respondió diciendo que era “entendible”, porque ambos representan el 'retroceso'.
 

Categorías: Política, Brasil.