MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 10:01 UTC

 

 

FMI a América Latina: hay que acostumbrarse a una nueva realidad; baja crecimiento a 1.3%

Miércoles, 8 de octubre de 2014 - 11:00 UTC
“Muchas economías luchan por encontrar nuevos motores de crecimiento sostenible en un ambiente de precios de materias primas estancados” “Muchas economías luchan por encontrar nuevos motores de crecimiento sostenible en un ambiente de precios de materias primas estancados”

El Fondo Monetario Internacional, FMI volvió a rebajar este martes sus previsiones de crecimiento para América Latina y el Caribe, ubicando el alza del PIB para 2014 en 1,3% en la región, amenazada por el adverso escenario externo. Aunque prevé una “modesta recuperación” en 2015 con un alza de 2,2%, el organismo insiste en que las expectativas siguen siendo negativas.

“El crecimiento siguió cayendo en 2014 en toda la región, reflejando una desaceleración en la demanda externa así como una situación doméstica más débil” en los países, estimó el FMI en su informe semestral. Según los pronósticos de la institución financiera, que celebra su reunión semestral en Washington esta semana, el alza de la economía latinoamericana se limitará a 1,3%, 0,7 puntos por debajo de su estimación de julio.

América Latina navegó la pasada década sobre una ola de altos precios de materias primas (cobre, petróleo, soja), pero el Fondo advierte pero debe irse acostumbrando a una nueva realidad.

“Muchas economías luchan por encontrar nuevos motores de crecimiento sostenible en un ambiente de precios de materias primas estancados y más cuellos de botella”, estimó el FMI. Un optimista FMI esperaba en enero un año con crecimiento de 3%, que superaba el 2,6% de 2013, pero el organismo fue progresivamente rebajando sus predicciones para la zona.

La tasa de 1,3% para la región de 33 países y 580 millones de personas es la más baja desde 2009, cuando se contrajo 2,5% en medio de la crisis económica mundial. En ese escenario, el Fondo recomienda a los países latinoamericanos y del Caribe tener como “prioridad” mantener la estabilidad macroeconómica.

“Estrictos mercados laborales, inflación superior a los objetivos y déficits persistentes de la cuenta corriente” apuntan a un nivel limitado de recursos y una mayor expansión fiscal que no es aconsejable, según el organismo financiero. El FMI también vuelve a insistir en la implementación de reformas estructurales para aumentar las inversiones y la productividad.
“Sin las reformas, el crecimiento puede seguir decepcionando frente a las altas expectativas creadas en la década pasada y poner en riesgo los importantes avances sociales que logró la región”. La expansión económica fue combinada con programas sociales que impulsaron a 75 millones de latinoamericanos a salir de la pobreza en una década.

Brasil, la mayor economía de la región, crecerá un flojo 0,3% este año en un contexto de “débil competitividad, baja confianza y condiciones financieras severas” que alejan las inversiones. La economía de México está “retomando el paso” y crecerá 2,4% impulsada por la recuperación de Estados Unidos, su principal socio económico, un rebote en la construcción y las reformas en telecomunicaciones y energía.

Chile y Perú atraviesan un “aletargado crecimiento” de las inversiones y el consumo de bienes duraderos, pero tienen espacio para la recuperación, y Colombia está en sólidas condiciones. En cambio, las economías de Venezuela y Argentina irán en retroceso en 2014, con mejoras el próximo año pero sin salir de las cifras rojas.

El FMI estima que Argentina registrará una contracción de 1,3% este año en medio de “desequilibrios macroeconómicos e incertidumbres” provocadas entre otros por el litigio de Buenos Aires con fondos especulativos por su deuda soberana en la justicia de EE.UU.

La economía de Venezuela, por su parte, caerá 3%, mientras se espera continúen las trabas a la producción y la inflación supera el 60% anual, estimó el organismo financiero. América Central y el Caribe crecerán 3,8% en 2014.