MercoPress, in English

Lunes, 8 de agosto de 2022 - 09:40 UTC

 

 

China y Europa acuerdan convertibilidad directa del Yuan y el Euro

Lunes, 29 de setiembre de 2014 - 23:06 UTC
Utilización del Yuan y Euro en comercio e inversiones supone “fortalecer” los lazos entre China y la Eurozona, dijo el banco central chino. Utilización del Yuan y Euro en comercio e inversiones supone “fortalecer” los lazos entre China y la Eurozona, dijo el banco central chino.

Sistema de Comercio de Divisas Extranjeras de China (CFETS), que depende del Banco Popular de China (central), anunció este lunes la puesta en marcha del cambio directo entre el Yuan y el Euro en el mercado interbancario internacional, con lo que el euro será la sexta moneda en hacerlo.

 El CFETS, la división de intercambio de divisas y de comercio interbancario del Banco Central chino, con sede en Shanghai, anunció que a partir de mañana martes el Euro se sumará a una lista en la que ya estaban el dólar estadounidense, el dólar australiano y el neozelandés, la libra esterlina británica y el yen japonés.

La medida, que se espera que reduzca los costos de las transacciones entre ambas monedas, e impulse la utilización del Yuan, además del Euro, en el comercio y las inversiones internacionales, supone “un paso importante” para “fortalecer” los lazos entre China y la Eurozona, dijo el banco central chino.

El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco Popular de China acordaron en octubre pasado una línea de intercambio bilateral de Euros y Yuanes durante tres años, para garantizar a los bancos europeos el acceso a la divisa china, ante el aumento del comercio y las inversiones con el gigante asiático.

El BCE podrá acceder así a un máximo de 350.000 millones de Yuanes (44.861 millones de Euros o 56.873 millones de dólares) mediante esta línea de permuta de divisas (“swap”).

A cambio, según el acuerdo, el Banco Popular de China accederá a 45.000 millones de Euros (una cuantía similar: 350.079 millones de Yuanes, al cambio de hoy o 57.048 millones de dólares).

Desde el punto de vista del BCE, el acuerdo servirá para asegurar a los bancos de la eurozona el aprovisionamiento continuo de Yuanes, ante el creciente flujo de intercambios económicos y financieros entre ambas regiones.

“China y los Estados miembros de la eurozona harán más esfuerzos para promover mutuamente el comercio directo entre las dos divisas según los principios del mercado”, reiteró mediante su comunicado el propio Banco Central chino.

Este cambio directo entre el Euro y el Yuan “contribuirá a la formación de un coeficiente de cambio directo entre las dos monedas”, lo que “ayudará a reducir el costo de conversión entre ambas divisas para las entidades económicas, y facilitará el uso del yuan y el euro en el comercio y la inversión bilateral”, concluyó.

Por su parte la Comisión Reguladora de la Banca de China (CRBCh), el órgano supervisor bancario del país, informó este lunes en sendos comunicados de que ha aprobado la creación de otros dos bancos privados, uno de ellos en la metrópoli oriental de Shanghai y el otro en la provincia vecina de Zhejiang.

Una compañía de financiación para negocios pequeños controlada de forma indirecta por el Grupo Alibaba, gigante chino de internet, financiará un 30% del banco de Zhejiang.

El conglomerado Grupo Fosun, con sede en Shanghai, aportará otro 25%, mientras que el mayor proveedor de piezas automovilísticas de China, el Grupo Wanxiang, tendrá una participación del 18% del nuevo banco privado.

Por su parte, el 30% de los fondos de la entidad bancaria de Shanghai procederán del Grupo Juneyao, otro conglomerado con sede en la megalópolis, y otro 15% de su capital corresponderá al Grupo Metersbonwei, una empresa líder del sector de la ropa informal en el país.

El 25 de julio de este año, la CRBCh aprobó el establecimiento de tres bancos privados, incluido Webank, fundado por Tencent, el principal rival de Alibaba.

Las otras dos instituciones bancarias autorizadas aún no tienen nombres oficiales en inglés. La comisión pidió a ambas que estén constituidas en un plazo de seis meses a partir del lunes.

En la actualidad, China sólo cuenta con un banco privado en servicio, el China Minsheng Bank, que se fundó en 1996 en Beijing. El Minsheng, cotizado en las bolsas de Shanghai y Hong Kong, es el primer banco nacional financiado por capital privado.