MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 19:38 UTC

 

 

Marina Silva salió bien parada del primer debate televisivo de presidenciales

Viernes, 26 de setiembre de 2014 - 10:49 UTC
“Tenemos que involucrar a las personas. Es así que quiero gobernar, uniendo a Brasil, con personas del bien de todos los sectores, gobernar con personas honestas y competentes”, declaró Silva en una d “Tenemos que involucrar a las personas. Es así que quiero gobernar, uniendo a Brasil, con personas del bien de todos los sectores, gobernar con personas honestas y competentes”, declaró Silva en una d
Dilma habló de los 'cinco pactos' implementados después de la ola de protestas desencadenadas a partir de las protestas de Junio 2013 Dilma habló de los 'cinco pactos' implementados después de la ola de protestas desencadenadas a partir de las protestas de Junio 2013
Neves afirmó que en caso de ser elegido como presidente abortará el proyecto de un tren de alta velocidad entre los estados de Sao Paulo y Río de Janeiro. Neves afirmó que en caso de ser elegido como presidente abortará el proyecto de un tren de alta velocidad entre los estados de Sao Paulo y Río de Janeiro.

La candidata presidencial y ecologista brasileña Marina Silva, favorita para vencer en una segunda vuelta a la presidenta Dilma Roussef, según las encuestas, propuso en el primer debate televisivo electoral un Gobierno multisectorial y abierto a “los mejores” de todos los partidos.

 “Tenemos que involucrar a las personas. Es así que quiero gobernar, uniendo a Brasil, con personas del bien de todos los sectores, gobernar con personas honestas y competentes”, declaró Silva en una de sus intervenciones durante el debate promovido en Sao Paulo por el canal de televisión Bandeirantes.

Silva, ex ministra del Medio Ambiente y abanderada del Partido Socialista Brasileño (PSB) después de la muerte del candidato Eduardo Campos, defendió así la “coherencia” para luchar contra la polarización política.

“No quiero favorecer los partidos de la polarización. Por eso quiero gobernar con los mejores y no tengo prejuicio contra la condición económica de quien quiera que sea”, subrayó Silva en respuesta a una crítica de otro candidato por tener personas en su campaña próximas a las “élites” del sector privado y los bancos.

La ambientalista volvió a ser atacada por sus rivales en el tema de la agroindustria, un sector con el que ha trazado diferencias en su carrera política. Pero dijo “mi posición es que la agroindustria es importante para la balanza comercial, pero necesita hacerse con responsabilidad social”.

En un cara a cara directo con la presidenta Dilma Rousseff, del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y que busca su reelección, Silva cuestionó la posición de la mandataria en temas como la seguridad pública y la educación.

”El primer error es que (Rousseff) no reconoce que los problemas existen y ese Brasil colorido y cinematográfico que la presidenta nos presentó no existe en la vida de las personas”, aseveró Silva.

Rousseff, en tanto, punzó siempre al candidato Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y acudió reiteradamente a los datos de los programas sociales de su gestión y de la de su antecesor Lula da Silva, como “Bolsa Familia”, “Luz para todos”, “Más médicos” y “Mi casa, mi vida”.

La jefa de Estado presentó también los avances, a su juicio, de las medidas implementadas después de la ola de protestas desencadenada en junio de 2013 por diferentes reivindicaciones sociales, como los “cinco pactos”, entre los que destacó más recursos para la educación, provenientes del petróleo.

Admitió, en tanto, que la reforma política propuesta dentro de esos cinco pactos y que fue frenada en el Congreso “necesitará de un plebiscito de la población” porque es un asunto “central” para “acabar con la corrupción y los desvíos de dinero”.

El enfrentamiento a la crisis económica internacional, “sin reducir salarios ni aumentar impuestos”, fue otro de los puntos que quiso destacar Rousseff, quien también se refirió a la política externa del país con énfasis en una continuidad de las relaciones con África y América Latina, principalmente.

Neves, a su vez, se posicionó a favor de una “política económica” que enfrente la “inflación” y el “crecimiento bajo” de los últimos años y fue enfático al afirmar que en caso de ser elegido como presidente abortará el proyecto de un tren de alta velocidad entre los estados de Sao Paulo y Río de Janeiro.

Con un presupuesto de esos, podremos mejorar la movilidad en por lo menos diez de nuestras grandes ciudades”, expresó Neves.

El debate se realizó después de la divulgación de un nuevo sondeo de intención de voto, en el que Silva ganaría la Presidencia con un 45% de los votos en una segunda vuelta frente a la actual mandataria, que conseguiría un 36%.

El sondeo de Ibope para el canal de televisión O Globo y el diario O Estado de Sao Paulo indicó que Rousseff será la más votada el próximo 5 de octubre, con un 34%, seguida por Silva, con un 29%, y Neves, con un 19%. Si se dieran esos resultados, habría una segunda vuelta, el día 26 de octubre.

En el debate participaron también otros cuatro candidatos, cuyas intenciones de voto no llegan al 2%: la izquierdista Luciana Genro, el verde Eduardo Jorge, el derechista Levy Fidelix y el socialcristiano Everaldo Pereira.

Categorías: Brasil, América Latina.