MercoPress, in English

Lunes, 8 de agosto de 2022 - 11:01 UTC

 

 

Marina Silva “siempre consulta la Biblia antes de las grandes decisiones”

Martes, 2 de setiembre de 2014 - 14:38 UTC
De acuerdo con Folha de Sao Paulo, la candidata presidencial suele recurrir a la “ruleta bíblica” para tomar decisiones y encontrar guía espiritual. De acuerdo con Folha de Sao Paulo, la candidata presidencial suele recurrir a la “ruleta bíblica” para tomar decisiones y encontrar guía espiritual.
Los médicos le diagnosticaron poco tiempo de vida y le recomendaron rezar. A los 56 años, su salud mejoró y considera que su recuperación es un milagro Los médicos le diagnosticaron poco tiempo de vida y le recomendaron rezar. A los 56 años, su salud mejoró y considera que su recuperación es un milagro

En los momentos difíciles, la candidata presidencial del PSB, Marina Silva, quien además encabeza las intenciones de voto en Brasil y podría suceder a Dilma Rousseff en enero próximo, suele consultar la Biblia antes de tomar una decisión, según publica el periódico Folha de San Pablo.

 Silva es una cristiana ferviente y se convirtió a la fe evangélica cuando era una adolescente y desde entonces es una fiel seguidora del pentecostalismo, la corriente que cree en la intervención directa del Espíritu Santo en la vida de las personas.

El motivo de devoción son los severos problemas de salud que tuvo. Durante su infancia, padeció todo tipo de enfermedades por los males tropicales y por la contaminación de los ríos amazónicos con mercurio, metal usado por los mineros ilegales para separar el oro. Todo esto debido a la precaria situación en que vivía su familia.

Los médicos le diagnosticaron poco tiempo de vida y le recomendaron rezar. Hoy, a los 56 años, su salud mejoró. Silva considera que su recuperación es un milagro, a pesar de las secuelas que todavía sufre. Desde 2004 es misionera de la Asamblea de Dios del Plano Piloto (Novo Día), en Brasilia. Antes, perteneció a la Asamblea Bíblica de la Gracia, también en la capital de Brasil.

De acuerdo con Folha, que presenta el artículo con tintes despectivos, Silva suele recurrir a la “ruleta bíblica” para tomar decisiones y encontrar guía espiritual. Y cita dos momentos en los que lo hizo. Uno fue en la madrugada del 4 de octubre de 2013, horas antes de sorprender al país por su decisión de sumarse al proyecto del fallecido candidato presidencial Eduardo Campos. La segunda fue semanas atrás, tras el accidente aéreo que acabó con la vida de Campos. Ella misma consideró que no haber estado en el avión que se estrelló fue una “providencia divina”.

Marília de Camargo César, autora de la biografía autorizada “Marina, la vida por una causa”, publicada en 2010, recuerda que Silva le dijo, antes de aceptar que se hiciera ese libro sobre ella, que necesitaba la opinión de otra persona. “Se levantó del sofá y fue a buscar una Biblia”, evoca. Abrió un pasaje al azar y a partir de un versículo que decía “es un recado personal de Dios”, aceptó la oferta.

“Ella tarda tanto para tomar decisiones porque, antes de consultar en la tierra, le pregunta al cielo”, resalta la pastora Valnice Milhomens, de la Iglesia Nacional del Señor Jesucristo, amiga de oración de Silva de más de una década. “Ella nunca mezcló la fe con la política, no forma parte de la bancada evangélica”, aclara.

A pesar de su fuerte religiosidad, Marina es resistida por ciertos sectores de la Iglesia por la posición que había tomado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto, aunque dio marcha atrás sobre su postura este último fin de semana.

La popular ex ministra de Medioambiente alcanzó por primera vez a la candidata a la reelección Dilma Rousseff (34%) y podría ganar por 10 puntos en el ballotage, según la última encuesta de Datafolha.

Categorías: Política, Brasil.