MercoPress, in English

Sábado, 22 de enero de 2022 - 02:33 UTC

 

 

Mantega achaca la recesión en Brasil al clima, el Mundial y falta de mercados

Sábado, 30 de agosto de 2014 - 13:56 UTC
Según el ministro ”no da para decir que hay recesión técnica. Aquí es poco (lo que ha caído el PIB) y es poco tiempo y la economía está moviéndose”. Según el ministro ”no da para decir que hay recesión técnica. Aquí es poco (lo que ha caído el PIB) y es poco tiempo y la economía está moviéndose”.
Brasil acogió entre junio y julio la Copa del Mundo, con varios días feriados por juegos de la selección. Brasil acogió entre junio y julio la Copa del Mundo, con varios días feriados por juegos de la selección.

El clima externo, la sequía y los feriados del Mundial de fútbol perjudicaron el desempeño de la economía brasileña, afirmó el viernes el ministro de Hacienda, Guido Mantega, en la primera reacción del gobierno a la noticia de que Brasil entró técnicamente en recesión.

 “Este resultado estuvo debajo de las expectativas”, dijo Mantega en rueda de prensa en San Pablo, poco después de la difusión de datos oficiales que señalan que el PIB se contrajo 0,6% en el segundo trimestre del año en relación con el anterior, y una revisión del PIB del primer trimestre de 0,2% a -0,2 por ciento.

Mantega negó, no obstante, que exista una recesión en Brasil, aunque algunas definiciones técnicas la establezcan como dos trimestres consecutivos de contracción del PIB.

”En mi opinión, no da para decir que hay recesión técnica. Creo que no se debe hablar de recesión. (...) Aquí es poco (lo que ha caído el PIB) y es poco tiempo y la economía está moviéndose. Además hay empleo, la masa salarial está creciendo y el mercado consumidor está expandiéndose“, aseguró.

En parte, la contracción del PIB se debe a que ”el escenario internacional no mejoró. Estados Unidos tuvo un primer trimestre negativo“, señaló el ministro. ”El escenario internacional no está ayudando a la mayoría de los países. No hay mercado y caen las exportaciones“, explicó.

Mantega afirmó que no ayudaron ”factores internos como la sequía, que afecta a la producción“, aunque dijo que ”no faltó ni faltará“ energía. ”Además, en el primer y el segundo trimestres tuvimos menos días útiles y eso tiene un impacto en la producción y el consumo“, indicó.

El ministro aseguró que en el segundo semestre el crecimiento regresará a territorio positivo, impulsado por la expansión del consumo, más acceso a los créditos y menos días feriados.

Brasil acogió entre junio y julio la Copa del Mundo, con varios días feriados por juegos de la selección.

”En el tercer trimestre, vamos a tener un crecimiento positivo“, entre otros factores, porque habrá un 10% más de días útiles, sostuvo. ”Ya no será posible alcanzar el 1,8% de crecimiento del PIB que preveíamos (para 2014). Va a tener que ser revisado a la baja, naturalmente”, comentó.

Empero el mercado estima que la expansión de este año ni siquiera llegará al 1%.

Categorías: Economía, Política, Brasil.