MercoPress, in English

Domingo, 3 de julio de 2022 - 23:28 UTC

 

 

Unasur sin cumbre en Montevideo pero con sede faraónica en Quito antes de fin de año

Lunes, 18 de agosto de 2014 - 10:16 UTC
El presidente ecuatoriano Correa y el ex mandatario colombiano Samper, próximo secretario general recorren la sede en construcción El presidente ecuatoriano Correa y el ex mandatario colombiano Samper, próximo secretario general recorren la sede en construcción

El presidente de Ecuador, Rafael Correa expresó su esperanza de que se pueda inaugurar en noviembre próximo la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) con una cumbre de gobernantes. Esta semana estaba prevista una cumbre en Montevideo pero se suspendió a pedido de varios presidentes.

“Esperamos inaugurar oficialmente este edificio con una cumbre de presidentes de Unasur en el mes de noviembre”, dijo Correa en su informe semanal de labores en el que se refirió a la visita a Quito de la pasada semana el exjefe de Estado de Colombia Ernesto Samper.

“Él (Samper) es potencial secretario de Unasur, ya hay consenso pero todavía hay que hacer la votación, o sea, todavía no está oficialmente nombrado”, indicó Correa.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay informó de que la cumbre de la Unasur prevista para el 22 de agosto en Montevideo se suspendió “a solicitud de varios mandatarios”.

La reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del organismo, fijada para el 21 de agosto, “se mantiene” con la agenda prevista, agregó el Ministerio.

Entre los temas que tratarán los ministros figura la elección del nuevo secretario general de Unasur, organización que tiene su sede permanente en Quito.

Hay acuerdo para designar a Samper (1994-1998) en sustitución del ex-ministro de Economía y Finanzas venezolano Alí Rodríguez, quien ha ejercido el cargo de manera interina desde agosto de 2013, cuando terminó su periodo, debido a que entonces no había consenso sobre quién podía sucederle.

Además de Alí Rodríguez, han estado al frente de la secretaría general la excanciller colombiana Maria Emma Mejía y el fallecido presidente de Argentina Néstor Kirchner.

Samper, acompañado por Correa y por el canciller de Ecuador Ricardo Patiño, visitó la pasada semana las obras de construcción de la nueva sede de la Unasur, de la que dijo que tendrá “un gran simbolismo” por sus condiciones de modernidad.

El edificio sede de la Unasur, cuya construcción se prevé finalice en los próximos meses, llevará el nombre de Néstor Kirchner.

La sede, según sus constructores, ha supuesto un reto arquitectónico, pues el edificio se elevará sobre un tronco principal de 1.500 metros cuadrados, sobre los que se asentarán dos grandes brazos en un esquema que pretende ser la armadura de mayor volado en América del Sur.

El complejo tendrá unos 20.000 metros cuadrados de construcción y 14.000 metros cuadrados de áreas exteriores, entre plazas públicas y grandes espejos de agua.

En sus cinco plantas funcionarán las oficinas de las delegaciones de los doce países integrantes de la Unión, además de salones para reuniones, un centro de convenciones, áreas para la prensa, auditorios, aparcamientos y áreas técnicas.

Hasta que concluya su construcción, la Secretaría de la Unasur funciona en un edificio situado en un sector del centro comercial de Quito.

Samper confirmó que se instalará en la capital ecuatoriana en septiembre. “Estoy encantado de poder vivir en Quito”, aseguró el pasado lunes.

La Unasur fue creada en 2008 con el propósito de impulsar la integración de sus miembros en materias de energía, educación, salud, ambiente, infraestructura, seguridad y democracia. Está formada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.