MercoPress, in English

Sábado, 24 de setiembre de 2022 - 22:28 UTC

 

 

Argentina insiste en una salvaguarda contra la cláusula RUFO para negociar

Viernes, 25 de julio de 2014 - 11:20 UTC
Cristina Fernandez y Kicillof aguardaron el fin de la reunión en Nueva York para ratificar la posición argentina Cristina Fernandez y Kicillof aguardaron el fin de la reunión en Nueva York para ratificar la posición argentina

Las negociaciones en Nueva York entre representantes de la Argentina y de los fondos especulativos celebradas este jueves con la mediación del 'Special Master' Daniel Pollack no avanzaron pues Argentina insiste en su planteo que se le brinde seguridad respecto a los bonistas amparados en la cláusula RUFO, de acuerdo a un comunicado oficial del Ministerio de Economía difundido a última hora.

 ”Tal como ya fue manifestado por la República Argentina ante el juez Griesa, se explicaron las razones por las cuales resulta necesario proveer algún instrumento financiero que brinde seguridad a la República respecto de los riesgos asociados a la cláusula RUFO. Se señaló que si los litigantes no proveen dichas garantías a la República, un stay (medida cautelar) sigue siendo la mejor opción para permitir que se avance hacia una solución en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables para el 100% de los bonistas“, clama el texto del comunicado.

Además, la delegación argentina en Estados Unidos confirmó su decisión de continuar con la negociación a través del mediador nombrado por el juez -denominado 'Special Master', Daniel Pollack-, y no avanzar en un diálogo ”cara a cara“ con los bonistas.

”El Special Master, quien presta una labor remunerada por las partes, ha sido designado por el juez Griesa para conducir el proceso de diálogo en curso. La Argentina se ha reunido con él todas las veces que ha sido necesario y reafirmó en el día de hoy que está dispuesta a continuar con dichos encuentros, habiéndose fijado una nueva reunión para el día de mañana (viernes) a las 10“, informó el comunicado.

Y continuó: ”La práctica de contar con un mediador con quien conversan las partes separadamente es habitual en este tipo de procesos”.

El comunicado salió a luz tras la conclusión de las tres horas de reunión este jueves en Nueva York y el posterior encuentro en Buenos Aires entre la presidenta Cristina Fernandez y el ministro de Economía Axel Kicillof para analizar la situación.

La cláusula RUFO (Right Upon Final Offer) implica que los bonistas estructurados tienen derecho a que se les compensen de forma igual a cualquier otra fórmula mejorada que se instrumente con otros tenedores de bonos soberanos. O sea que si se paga a la los holdouts la totalidad del valor de los bonos, los estructurados automáticamente caen y con derecho a reclamar igual compensación.