MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 09:55 UTC

 

 

Paro de transporte en cuatro estados de Brasil; amenaza de huelga en el metro de Sao Paulo

Jueves, 29 de mayo de 2014 - 08:54 UTC
Usuarios condenados a la infantería se agolpan en paradas a la espera de algún transporte Usuarios condenados a la infantería se agolpan en paradas a la espera de algún transporte

Conductores y cobradores del transporte público de Río de Janeiro y Salvador de Bahía realizan huelgas este miércoles, mientras los gremios analizan paros por tiempo indeterminado a partir de junio, mes en el que se disputará la Copa del Mundo.

 Largas filas de pasajeros se observaba en las estaciones de metro y en las paradas de ómnibus de Río de Janeiro, (sede del partido final de la Copa) donde los trabajadores de transporte iniciaron a las 0:00 locales (2:00 GMT) una huelga parcial que no afectó a toda la flota de autobuses.

Se trata del tercer paro del transporte público en menos de un mes en Río de Janeiro, que será la principal sede del Mundial y escenario de la final a jugarse el 13 de julio.

En Salvador de Bahía, ciudad con más de 2,5 millones de habitantes y principal capital del nordeste y otra sede del Mundial, también se registró el tercer día del paro que afecta a cerca de cientos de miles de pasajeros.

En Sao Luiz de Maranhao, capital del estado nordestino de Maranhao, los choferes y cobradores iniciaron el séptimo día de una medida de fuerza que afecta al 100% de los autobuses. Algo similar sucedió más al sur en Florianópolis, capital de Santa Catarina.

Por otra parte, los gremios de trabajadores del transporte de Río de Janeiro y Sao Paulo anunciaron la posible realización de paros por tiempo indeterminado en las próximas semanas si sus demandas no son satisfechas.

Los maestros de Sao Paulo y Río de Janeiro ratificaron las huelgas que están en curso desde hace cerca de un mes, al igual que varios sectores de la administración pública federal.

Asimismo el sindicato de los empleados del metro de Sao Paulo -la mayor metrópolis del país y sede de la inauguración de Brasil 2014- convocó una huelga de 24 horas para el 5 de junio próximo, una semana antes del partido entre Brasil y Croacia que abrirá el Mundial en la Arena Corinthians.

La concreción del paro depende sin embargo de una reunión con los empleadores que se realizará el 4 de junio, con mediación de la Justicia Laboral. Los funcionarios del metro paulista demandan un aumento salarial del 35,47%, además de otros beneficios. La reivindicación ha sido rechazada por la empresa estatal que administra el sistema, que ofreció un aumento del 5,20% para los salarios de sus empleados.

A su vez el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) amenazó con paralizar la metrópolis el mismo 12 de junio, para exigir inversiones públicas en la construcción de viviendas populares.

“O el dinero para construir casas aparece ahora, o el junio de la Copa se convertirá en un junio rojo. Si no aceptan nuestras reivindicaciones, la ciudad parará el 12 de junio”, advirtió el dirigente del MTST Guilherme Boulos, quien comandó a los 4.000 sin techo que desde hace semanas ocupan un terreno baldío vecino a cuatro kilómetros de la Arena Corinthians.

En tanto, el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff interpuso una acción cautelar y obtuvo un parecer favorable de la Justicia que declaró ilegal un eventual paro de la Policía Federal previsto para la Copa del Mundo, cuyo inicio será el 12 de junio en Sao Paulo.