MercoPress, in English

Domingo, 5 de febrero de 2023 - 11:57 UTC

 

 

Rio y Sao Paulo asolados por bandas criminales y “grupos de exterminio”

Sábado, 3 de mayo de 2014 - 10:28 UTC
Los choques de la policía militarizada con las bandas narcos en Rio son diarios Los choques de la policía militarizada con las bandas narcos en Rio son diarios

A solo semanas del inicio de la Copa del Mundo, las fuerzas de seguridad de Brasil parecen estar desbordadas por las acciones criminales de bandas organizadas y para-policiales. Los últimos acontecimientos tanto en la 'cidade maravilosa' como en el hub financiero e industrial de Sao Paulo parecen confirmar esos temores.

 Un hombre murió y otros dos resultaron heridos, entre ellos un policía, durante un tiroteo ocurrido en la favela Rocinha, la más populosa de Río de Janeiro, próxima al lugar donde hace 10 días fue asesinado un bailarín.

Efectivos del Batallón de Choque de la Policía Militarizada fueron enviados este viernes a la barriada Rocinha luego del intenso tiroteo ocurrido en la noche del jueves, cuando una patrulla fue atacada por presuntos narcotraficantes, informó la oficina de prensa de la policía.

Desde hace aproximadamente un mes son frecuentes los enfrentamientos entre policías y narcos en Rocinha y Pavao Pavaocinho, favelas ubicadas en las proximidades de las famosas playas de Copacabana e Ipanema.

Esta semana también se registraron violentos enfrentamientos armados, con un saldo de al menos tres heridos, en el Complexo do Alemao, zona de favelas en el norte carioca.

El gobierno de Río anunció que impulsará una legislación con penas más severas para los maleantes que ataquen a efectivos de la policía, que ya perdió una decena de hombres desde fines del año pasado.

En tanto la Policía Civil del estado de Sao Paulo, el mayor y más poblado del país investiga una posible nueva acción de los llamados “grupos de exterminio”, integrados por paramilitares y sospechosos de la muerte de 14 personas en Sorocaba.

Los asesinatos en serie comenzaron 20 horas después de la muerte de un policía militarizado que patrullaba el domingo pasado en la ciudad, localizada a 100 kilómetros de Sao Paulo y escogida por la selección de fútbol de Argelia como su cuartel durante el Mundial que se disputará entre el 12 de junio y el 13 de julio.

De acuerdo con las autoridades, tres cuerpos fueron encontrados carbonizados el miércoles dentro de un vehículo que fue incendiado por desconocidos en las afueras de Sorocaba.

“Algunos crímenes fueron practicados de la misma forma, con un abordaje parecido, mismo calibre (de las armas) y perfil similar de las víctimas”, señaló el comisario policial Marcos Carriel.

Las otras muertes ocurrieron, en su mayoría, entre el lunes y la madrugada de este jueves en bares nocturnos de barrios próximos entre sí cuando los clientes fueron sorprendidos por hombres armados que comenzaron a disparar indiscriminadamente.

En los últimos días, la vecina ciudad paulista de Campinas y Sao Paulo, la capital regional, sufrieron una ola de asesinatos similares, que se sospecha fueron cometidos por grupos armados ilegales integrados por miembros de las fuerzas de seguridad y ex-integrantes de la Policía.

Categorías: Política, Brasil.