MercoPress, in English

Martes, 25 de junio de 2019 - 03:22 UTC

 

 

Maduro rechaza sugerencia de Lula de armar una 'coalición de gobierno'

Viernes, 11 de abril de 2014 - 22:25 UTC
Para el ex presidente de Brasil, “Venezuela es estratégica” Para el ex presidente de Brasil, “Venezuela es estratégica”

El ex-presidente brasileño Lula Da Silva sugirió al Presidente venezolano Nicolás Maduro una 'solución negociada' y que arme un pacto político para resolver la crisis que atraviesa el país bolivariano enfatizando que para Brasil, “Venezuela es estratégica”.

 En este sentido, el ex-mandatario propuso “establecer una política de coalición, construir un programa mínimo y disminuir la tensión”, tras semanas de protestas antigubernamentales en Venezuela que dejaron 41 muertos y centenares de heridos y detenidos.

“Venezuela debería tener un pacto político de cinco años para trabajar contra los cortes de energía, luchar contra la inflación y ser autosuficiente en la producción de alimentos, pero esto no se logró porque Maduro, después de asumir el gobierno, no hizo otra cosa que ir a la calle a responder las protestas de la oposición”, reflexionó Lula da Silva.

Por su parte, Maduro respondió que el político brasileño impulsa un llamado a afianzar la “coalición socialista” de partidos que apoya su gobierno, ya que a pesar del diálogo con la oposición auspiciado por la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) no se van a negociar los principios socialistas de su gobierno.

“Sería un traidor si me pongo a negociar la revolución. Es que a mí no me pertenece este poder, este poder le pertenece a la revolución, al pueblo”, insistió el presidente venezolano.

Añadió: “En todo caso a mí me toca administrar este poder para hacer más revolución, así que tenemos una gran coalición y el presidente Lula seguramente apunta hacia allá, seguro que sí, por lo que lo conocemos, consideramos a Lula un padre de la izquierda también, querido compañero”.

Recordó que los opositores intentaron derrocarlo desde el mismo momento en que fue proclamado presidente hace casi un año, tras haber ganado por menos de dos por ciento de diferencia las elecciones presidenciales celebradas el 14 de abril y que no fueron aceptadas por la oposición tras denunciar irregularidades.

”En un año, más o menos que cumplo ahora, no me han dado un segundo de tregua, normalmente cualquier gobierno del mundo gana y la oposición le da, no sé, una tregua para que respire. El mismo día que me estaba proclamando el Consejo Nacional Electoral (CNE) declararon la guerra civil y todo el año 2013 lo pasamos batallando”, concluyó.