MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 18:51 UTC

 

 

Banco Mundial 'no tiene dudas' de la capacidad de crecimiento de Argentina

Jueves, 10 de abril de 2014 - 08:10 UTC
Controles de precios, tipo de cambio y comercio puestos en marcha por Argentina y Venezuela no funcionan a largo plazo Controles de precios, tipo de cambio y comercio puestos en marcha por Argentina y Venezuela no funcionan a largo plazo
“Latinoamérica es el laboratorio histórico de los controles”, explicó de la Torre “Latinoamérica es el laboratorio histórico de los controles”, explicó de la Torre

El Banco Mundial (BM) dijo no tener “ninguna duda” de la gran capacidad de crecimiento de Argentina pese a la fuerte contracción esperada para este año y recomendó al país reforzar su capacidad de “absorción de choques”.

 “Argentina se ha destacado en los últimos 12 años por ser un país de vigoroso crecimiento pero comparado con otros países de la región no ha ido construyendo capacidad de amortiguación contra choques”, dijo el economista jefe del BM para América Latina, Augusto de la Torre.

Mencionó que reforzar esa capacidad de amortiguación requerirá en el corto plazo ajustes en la parte macroeconómica, con la combinación de políticas monetarias y fiscales. Aun así, dijo no tener “ninguna duda” de que Argentina tiene una “gran capacidad de crecimiento”.

“El capital humano y la riqueza natural es tal que las condiciones de crecimiento son muy favorables”, añadió.

Aseguró, por lo demás, que los controles de precios, tipo de cambio y comercio puestos en marcha por Argentina y Venezuela no funcionan a largo plazo.

“Latinoamérica es el laboratorio histórico de los controles”, explicó de la Torre, quien señaló que “es imposible” que las economías funcionen bien cuando los controles son “demasiado grandes y permanentes”.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó este martes en su informe semestral “Perspectivas Económicas Globales” que las desaceleraciones más acusadas en la región se producirán en Argentina y Venezuela, donde existen además “grandes incertidumbres”.

El FMI prevé que Argentina crezca un 0,5 % este año y el 1 % el siguiente, frente al 4,3 % de 2013. En Venezuela, prevé una contracción de medio punto en 2014 y de un 1 % en 2015, frente al crecimiento del 1 % en 2013.

El informe destaca la salida de capitales y la elevada inflación en ambos países, y llama la atención sobre la disparidad entre los tipos de cambio oficiales y los del mercado.

Además, “las medidas adoptadas para gestionar los desequilibrios internos y externos, incluidos los controles de precios, tipos de cambio y comercio, están dañando todavía más la confianza y la actividad económica” en Argentina y Venezuela.