MercoPress, in English

Martes, 29 de noviembre de 2022 - 01:34 UTC

 

 

Cristina Fernández logra apoyo de Francia en litigios financieros y anticipó un acuerdo EU/Mercosur

Jueves, 20 de marzo de 2014 - 08:32 UTC
Los dos presidentes en la foto oficial y durante la conferencia de prensa en el Palacio del Eliseo Los dos presidentes en la foto oficial y durante la conferencia de prensa en el Palacio del Eliseo
Hollande recordó que la 'asociación política' con Argentina nació en 1964, cuando la visita de Charles de Gaulle Hollande recordó que la 'asociación política' con Argentina nació en 1964, cuando la visita de Charles de Gaulle

La presidente Cristina de Kirchner se reunió este miércoles durante más de dos horas con su par francés Francois Hollande y logró el apoyo de Francia en su disputa con los fondos especulativos en EE.UU. y para la negociación con el Club de París que permita regularizar una deuda de unos 9.000 millones de dólares.

 En conferencia de prensa junto a Hollande en el Palacio del Eliseo, Cristina Fernández también anticipó que las conversaciones para un acuerdo de comercio Mercosur/Unión Europea están avanzando.

“Quiero agradecer muy especialmente que Francia vaya a constituirse en 'amicus curiae' ante la justicia estadounidense”, dijo la presidenta argentina. Se trata de que París haga valer la posición argentina ante el Tribunal Supremo de EEUU, después de que los fondos especulativos que rechazaron la quita de la deuda de 2005 y 2010 aceptada por otros tenedores de bonos argentinos hayan ganado diferentes procesos y reclamen al país 1.300 millones de dólares.

Cristina Fernández criticó a esos “fondos buitre que intentan tumbar el acuerdo con el 93 % de los acreedores” y subrayó que son sólo “una mínima parte” de los tenedores de bonos impagados desde 2001.

En cuanto a las negociaciones con el Club de Paris que están previstas comiencen el 28 de mayo, la presidenta dijo que “alcanzar un consenso por las condiciones de pago no solo es beneficioso para la Argentina, sino para las empresas europeas” y agregó que con un acuerdo “las empresas europeas van a poder volver a invertir, generar trabajo y aportar al crecimiento de sus empresas y la actividad económica mundial”.

En tanto, Hollande dijo que “Francia quiere que Argentina pueda salir de sus dificultades financieras” y subrayó, “esperamos que podamos apoyar los trámites en el Club de París, que responde a nuestros intereses, pero también a los de la Argentina, y nos conviene para el intercambio comercial”.

El líder francés remarcó que la “asociación política” con Argentina fue “fundada hace 50 años, con un viaje a América Latina, en particular la Argentina” y destacó que “tenemos una relación económica intensa con prioridades, que hemos fijado hace meses, en la energía, la medicina y la agronomía”.

El presidente Hollande se refería a la visita que realizara en 1964, el entonces líder Charles de Gaulle, admirado y ovacionado en Argentina y Uruguay durante su largo periplo por el continente, para preocupación de Washington bajo el presidente Lyndon Johnson.

Asimismo, dijo que Argentina es “un gran país científico, que ha utilizado las tecnologías para su desarrollo” y abogó por mayor flujo en esta materia. “Hemos realizados acuerdos cooperación entre institutos científicos. Dentro de poco se va a cerrar un acuerdo para homologación de títulos universitarios”, sostuvo, según la traducción oficial que se emitió por los canales de televisión argentinos.

“Podemos hacer mucho más. Argentina es el tercer socio comercial de Francia en América del Sur. Francia tiene un superávit y la Presidente quiere que incrementemos el intercambio”, aseguró Hollande, y consideró que “Francia quiere que la Argentina salga de sus trajines financieros”.

A su turno, la mandataria detalló que durante el encuentro se conversó de la relación comercial. “En 2003 era de apenas 300 millones de dólares y era superavitaria. Pero Argentina estaba en default, no había consumo interno, una muy mala situación económica, el comercio bilateral era mínimo, y hoy hemos crecido a más de 2.600 millones de dólares” el flujo comercial, con superávit de 1.600 millones para Francia.

“Es importante para los países desarrollados que los emergentes podamos salir del endeudamiento para crecer y fortalecer nuestro comercio y así poder honrar nuestras deudas”, destacó Cristina al agradecer a Francia el apoyo en la causa contra los fondos especulativos que se tramita en Nueva York.

“El 7% de los bonistas que no entraron al canje, que representan 1.300 millones de dólares, pretenden tumbar el acuerdo de deuda soberana más importante de la Argentina, y del mundo entero, ya que podría convertirse en un caso testigo”, advirtió la Presidente, y alertó por la situación económica ucraniana, que también tiene comprometido el PBI con un fuerte endeudamiento.

“Qué pasaría con Ucrania si triunfa un pequeño grupo financiero con sede en paraísos fiscales, que no tributan impuestos: estaríamos ante un escándalo moral y político”, afirmó.

En otro orden, anticipó que llegarán a buen puerto las conversaciones entre la Unión Europea y el Mercosur por el acuerdo de libre comercio entre los bloques. “Estamos muy esperanzados en alcanzar negociaciones. Hemos comentado los avances con el Presidente y su equipo, y creo que podemos llegar a un buen acuerdo, en buenos términos”.

Más tarde Cristina Fernández se reunió con autoridades de la multinacional petrolera francesa Total, la cual tiene una larga y extensa trayectoria en Argentina. El encuentro fue con Christophe de Margerie, presidente de Total, que según la presidenta argentina ”ha decidido incrementar las inversiones” en pozos en el mar y va a trabajar con YPF, expropiada a la española Repsol.