MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 19:51 UTC

 

 

Cinco mil millones de dólares de China para Venezuela

Sábado, 8 de marzo de 2014 - 08:34 UTC
El ministro Ramírez hizo el anuncio tras una gira por Beijing y Moscú, que también anticipó ayuda El ministro Ramírez hizo el anuncio tras una gira por Beijing y Moscú, que también anticipó ayuda

El vicepresidente económico de Venezuela, Rafael Ramírez, anunció este viernes que el país recibirá este mismo mes un nuevo tramo de financiación de China por 5.000 millones de dólares a cargo del Fondo Conjunto Chino Venezolano.

 ”Se aprobó (...) para este mismo mes de marzo la entrada de la tercera renovación del tramo A del Fondo Conjunto Chino Venezolano, 5.000 millones más para nuestras inversiones“, dijo Ramírez en rueda de prensa.

El nuevo tramo permitirá a Venezuela mantener el ritmo de inversión en grandes proyectos de infraestructura, agregó.

El también ministro de Petróleo de Venezuela informó que el acuerdo se alcanzó tras un encuentro que mantuvo la semana pasada en Beijing con el vicepresidente chino, Li Yuanchao, y otras autoridades.

”Hicimos una revisión muy detallada de todos nuestros acuerdos de cooperación en el área energética, pero también en el área de cooperación técnica, financiera”, señaló Ramírez.

El fondo chino venezolano, creado en el 2007, financia proyectos en Venezuela y está formado por aportes del Banco de Desarrollo Chino y el Fondo de Desarrollo Nacional venezolano (Fonden), administrados a través del Banco de Desarrollo y Social (Bandes).

China es una de las principales fuentes de financiamiento externo del Gobierno venezolano, quien a su vez le provee más de 500.000 barriles diarios de petróleo.

La gira de Ramírez incluyó también una escala en Rusia, donde reveló que mantuvo una reunión “extraordinaria” con el presidente, Vladimir Putin, en la que se acordaron los términos para una financiación de la estatal rusa Rosneft a la petrolera venezolana PDVSA por 1.000 millones de dólares.

Venezuela considera a Rusia y China aliados estratégicos de su política multilateral, proveedores de armamento y de tecnología y otros recursos para apuntalar sus planes nacionales de desarrollo energético e industrial.