MercoPress, in English

Lunes, 25 de marzo de 2019 - 05:17 UTC

Copa del Mundo y oposición unida desafían la reelección de Dilma en Brasil

Martes, 28 de enero de 2014 - 18:50 UTC
El Senador Neves y el gobernador Campos desde ya forzarán una segunda vuelta en la presidenciable de octubre El Senador Neves y el gobernador Campos desde ya forzarán una segunda vuelta en la presidenciable de octubre

El gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil trabaja con la posibilidad de que la presidenta Dilma Rousseff tenga que acudir a una segunda vuelta electoral para obtener su reelección, en los comicios de octubre, informa la prensa local. La posible confluencia de dos poderosos opositores ha hecho sonar la alarma, al igual que cualquier resultado adverso para la 'verde-amarela' en la Copa del Mundo.

 Si bien Rousseff domina los escenarios electorales en las encuestas realizadas en 2013 para ser reelegida sin necesidad de una segunda vuelta, en el partido de Gobierno se comenzó a trazar la estrategia en caso de no vencer en el primer turno en vista que 2014 puede resultar un año complicado tanto para la economía como socialmente, especialmente según el desempeño de Brasil en la Copa del Mundo que se inicia en junio.

“La disputa será muy difícil, no tenemos expectativas de ganar en la primera vuelta, por eso el nivel que debe alcanzar nuestra campaña es ganar la elección”, dijo, citado por el diario O Estado de Sao Paulo, el secretario general de la Presidencia, Gilberto Carvalho.

Carvalho es uno de los hombres de mayor confianza del ex-presidente Lula da Silva, jefe político y el antecesor de Rousseff.

Según el periódico, son motivos de evaluación de este escenario el desgaste natural de un partido que gobierna desde 2003, las protestas contra el Mundial 2014 y la presencia en la disputa electoral de dos opositores que pueden dividirle votos al Gobierno.

Se trata del senador Aecio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y del gobernador del nororiental estado de Pernambuco, Eduardo Campos quien tiene el apoyo nada menos que de Marina Silva, quien en la última elección presidencial, como candidata del Partido Verde obtuvo casi 20% del voto.

Este año por lo visto el senador Neves y el gobernador Campos buscan sumar votos en la primera vuelta para restárselos al Gobierno del PT en el poder desde 2002.

De acuerdo con la oficina de prensa del presidente del PT, Rui Falcao, sostiene O Estado, en la cúpula partidaria no se trabaja con la posibilidad de victoria en la primera vuelta.

“El PT trabaja con la segunda vuelta como escenario. En 2006 Lula da Silva fue reelegido con segunda vuelta y eso se repitió en la elección de la presidenta Dilma Rousseff. Es natural que exista segunda vuelta”, dijo a su vez el vicepresidente de la Cámara de Diputados, André Vargas, del PT.

El partido de Gobierno nunca ganó una elección presidencial sin necesidad del llamado balotaje.

En los comicios de 2002, Lula fue a la segunda vuelta contra José Serra (PSDB) y en 2006 obtuvo la reelección ante Geraldo Alckmin, actual gobernador de Sao Paulo y del mismo partido opositor. En 2010, Rousseff venció en segunda ronda a Serra, que volvió a postularse por el PSDB.