MercoPress, in English

Viernes, 23 de febrero de 2024 - 12:32 UTC

 

 

Insubordinación policial y ola de saqueos en Argentina dejó nueve muertos

Jueves, 12 de diciembre de 2013 - 08:35 UTC
El levantamiento y las protestas en Tucumán fueron de las más serias. El levantamiento y las protestas en Tucumán fueron de las más serias.
El gobernador de Tucumán es Alperovich y su señora Senadora Beatriz Rojkés, la segunda en línea de sucesión a Cristina Fernández El gobernador de Tucumán es Alperovich y su señora Senadora Beatriz Rojkés, la segunda en línea de sucesión a Cristina Fernández

Las muertes durante la oleada de saqueos que sacudió a Argentina ascendieron a nueve con la confirmación este miércoles de una tercera víctima en la norteña provincia de Tucumán, la más afectada por los disturbios originados por las protestas policiales en demanda de mayores salarios.

 “Oficialmente tenemos que hablar de tres muertos, aunque hay un cuarto que murió en la calle pero no tenemos precisiones sobre si estuvo vinculado (a los saqueos)”, dijo este miércoles a los medios el ministro de Salud tucumano, Pablo Yendlin.

Yendlin agregó que cerca de un centenar de heridos fueron atendidos en las últimas 48 horas en los hospitales de la capital provincial, San Miguel de Tucumán, unos 1.100 kilómetros al noroeste de Buenos Aires.

Los policías tucumanos regresaron este miércoles a las calles tras el alza salarial pactada con el Gobierno provincial y la ciudad recuperó progresivamente la calma, con la reapertura de escuelas y edificios públicos, que el martes permanecieron cerrados, y la normalización del transporte público.

Otras 19 provincias también acordaron alzas salariales para las fuerzas de seguridad, que desconvocaron las fuerzas y regresaron a sus funciones, afirmó este miércoles el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich.

“Se han resuelto todos los conflictos en las provincias argentinas. La situación está encausada y resuelta”, dijo Capitanich a la prensa.

Con tres muertos, Tucumán ha sido la región más golpeada por la oleada de saqueos y disturbios iniciada el pasado 3 de diciembre en Córdoba en coincidencia con protestas policiales que se replicaron en gran parte del país.

Las otras víctimas fatales se registraron en las provincias de Chaco (2), Córdoba (1), Buenos Aires (1), Jujuy (1) y Entre Ríos (1).

El conflicto policial y los saqueos empañaron los festejos por el 30º aniversario de democracia ininterrumpida que celebró el martes 10 de diciembre Argentina, durante los que la presidenta Cristina Fernández criticó con dureza a los policías por “extorsionar” a la sociedad y aseguró que los robos estuvieron “planificadas”.

Tucumán es una provincia relativamente pobre en el corazón de Argentina, famosa por la caña de azúcar y los citrus, cuyo gobernador electo José Jorge Alperovich es el marido de Beatriz Rojkés, presidenta provisional del Senado y la segunda en línea de sucesión a la presidenta Cristina Fernández.

Hay denuncias que la policía provincial de Tucumán, por cierto no de las mejores de Argentina, si las hay, luego de alcanzar el acuerdo salarial y de condiciones de trabajo, se dedicó por la noche a celebrar, y se tomó su buen tiempo en volver al patrullaje, durante el cual aparentemente hubo zonas 'liberadas' es decir abiertas para el pillaje, saqueo y robo aún en viviendas privadas.

La Gendarmería enviada por el gobierno central a poner orden a los indefensos ciudadanos durante las negociaciones luego tuvieron que impedir choques entre una población indignada por la ausencia de seguridad y la policía provincial.

Categorías: Política, Argentina.