MercoPress, in English

Jueves, 18 de julio de 2024 - 18:08 UTC

 

 

Uruguay: alerta por ola de frío en medio de “temperaturas extremas”

Miércoles, 10 de julio de 2024 - 19:59 UTC
Se esperan temperaturas mínimas de entre -6 ºC y 2 ºC Se esperan temperaturas mínimas de entre -6 ºC y 2 ºC

El Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) ha ampliado su alerta por ola de frío hasta el viernes 12 de julio, alegando “temperaturas extremas” que afectan a la mayor parte del país. El pronóstico actualizado prevé temperaturas mínimas entre -6 ºC y 2 ºC y máximas que oscilarán entre 8 ºC y 12 ºC.

La ola de frío, que comenzó el viernes 5 de julio, es consecuencia de una masa de aire polar. El aviso inicial emitido el miércoles 3 de julio anticipaba que la ola de frío finalizaría el martes 9. Sin embargo, el último informe de Inumet indica que las condiciones de frío persistirán hasta el viernes.

“Debido a la permanencia de una masa de aire frío de origen polar, se prevé que la ola de frío continúe hasta el viernes 12”, señala el informe. El Inumet explicó los criterios para emitir este tipo de avisos, señalando que se requieren al menos tres días consecutivos con temperaturas máximas y mínimas por debajo de un umbral específico, que varía según la estación y la región.

Regiones afectadas

El alerta por ola de frío abarca varios departamentos, con cobertura total en Canelones, Colonia, Durazno, Flores, Florida, Lavalleja, Maldonado, Montevideo, Rocha, San José, Soriano y Treinta y Tres. En otros departamentos, localidades específicas experimentarán el frío extremo.

Cerro Largo: Arachania, Arbolito, Arévalo, Cerro de las Cuentas, Esperanza, Fraile Muerto, Getulio Vargas, Lago Merín, Plácido Rosas, Poblado Uruguay, Quebracho, Río Branco, Toledo, Tres Islas, Tupambaé.

Río Negro: Bellaco, El Ombú, Fray Bentos, Grecco, Los Arrayanes, Nuevo Berlín.

Tacuarembó: Paso de los Toros, Rincón del Bonete, San Gregorio de Polanco.

Aviso al público

El Inumet recomienda a los habitantes de las zonas afectadas tomar las precauciones necesarias para mitigar el impacto de la ola de frío. Esto incluye asegurar una calefacción adecuada en los hogares, usar ropa adecuada y tener en cuenta a las poblaciones vulnerables, como los ancianos y los niños pequeños, que son más susceptibles a las condiciones de frío extremo.