MercoPress, in English

Sábado, 13 de julio de 2024 - 21:32 UTC

 

 

CEO de Petrobras afirma que el petróleo liderará la transición energética

Jueves, 20 de junio de 2024 - 10:55 UTC
Chambriard está al frente de la empresa desde finales de mayo, cuando sustituyó a Jean-Paul Prates Chambriard está al frente de la empresa desde finales de mayo, cuando sustituyó a Jean-Paul Prates

A pesar de ser de facto la nueva CEO de la petrolera brasileña de administración estatal Petrobras desde hace un tiempo, Magda Chambriard juró su cargo este miércoles durante una ceremonia en Río de Janeiro, informó la Agencia Brfasil. En su discurso en el acto al que asistió, entre otros, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Chambriard insistió en que la petrolera liderará la transición energética reduciendo progresivamente las emisiones de carbono hasta llegar a cero en 2050.

La ejecutiva también dijo que la gestión de Petrobras estaría en línea con la búsqueda de rentabilidad, contribuyendo al mismo tiempo a los desafíos del país. En su opinión, el gas natural debe ser considerado un “combustible de transición”, mientras la compañía refuerza sus frentes de energías renovables, con el 11% de las inversiones destinadas a proyectos de bajo carbono. “Vamos a aprovechar nuestra experiencia y centrarnos en los combustibles verdes del futuro. También avanzaremos en energía eólica, solar y de hidrógeno”, explicó.

A pesar de su toma de posesión simbólica, Chambriard está al frente de la empresa desde finales de mayo, cuando sustituyó a Jean-Paul Prates.

Recordando la disponibilidad finita del petróleo, afirmó que la transición debe hacerse sin poner en peligro la seguridad energética del país. Señaló que este proceso tiene un coste y que, por lo tanto, Petrobras necesita ampliar sus fronteras exploratorias, respetando la legislación medioambiental y los procesos de concesión de licencias. “Alguien tiene que financiar esta transición. Las inversiones en exploración y producción son fundamentales. No se puede hablar de transición sin mencionar quién va a pagar la cuenta. Y es el petróleo el que va a pagar esa factura”, subrayó.

El miércoles fue la primera vez en 12 años que un Presidente asiste a la ceremonia de toma de posesión de un CEO de Petrobras en las instalaciones de la compañía. La última vez había sido cuando Dilma Rousseff eligió a Graça Foster para dirigir la empresa.

En su mensaje, Lula da Silva destacó el papel de Petrobras en el liderazgo de la transición energética. También recordó que es la mayor empresa de Brasil, con 45.100 trabajadores. El Gobierno Federal posee algo más de la mitad de las acciones de Petrobras, estando la otra parte en manos de inversores privados.

“La verdad debe prevalecer para el pueblo brasileño. Nadie quiere que ningún accionista pierda un centavo. Si invirtieron, tienen derecho a recuperar su inversión. Nadie quiere que Petrobras sea una empresa deficitaria, que pierda dinero. Quiero que Petrobras sea una empresa rentable, cuanta más ganancia, más inversión, más impuestos pagará, y más contento estará [el ministro de Finanzas, Fernando] Haddad de que el Tesoro ayude a los alcaldes y a los estados”, dijo Lula.

El mandatario también destacó lo que espera de la empresa en los próximos años, con más inversiones en refinación de petróleo, producción de gas natural, una fábrica de fertilizantes e investigaciones científicas para superar los combustibles fósiles como matriz energética en el futuro. “Desde el primer día en el cargo, estamos trabajando para una Petrobras más integrada, con inversiones en refinación, producción de gas y fertilizantes, y en investigación para la transición energética. Y por la reasunción del papel de la empresa como inductora del desarrollo nacional, que es fundamental para nuestro proyecto de hacer de Brasil un país más desarrollado y justo”, dijo Lula, quien recordó que el Plan Estratégico 2024/2028 de la empresa prevé inversiones de 102.000 millones de dólares, un 31% más que en el período anterior.

Pieza clave de la industria brasileña, Petrobras cuenta con una cadena de suministro de más de 234.000 empresas registradas. Su volumen de ventas al exterior representa el 8% de las exportaciones brasileñas, y la empresa genera cientos de miles de millones en impuestos y participaciones especiales para los gobiernos federal, estatal y municipal.

“Los que querían destruir Petrobras nunca lo conseguirán. Incluso cuando el petróleo ya no sea la razón de ser de Petrobras, será una empresa de energía. Refinará nuestro biodiésel, podrá producir hidrógeno verde, podrá producir muchas otras cosas. Y ahora, puede ayudar a hacer frente a la guerra de Rusia con Ucrania, ayudando a recuperar la fábrica de fertilizantes que tanto necesitamos para recuperar este país”, dijo también Lula.

 

Categorías: Energía, Brasil.