MercoPress, in English

Lunes, 22 de julio de 2024 - 16:39 UTC

 

 

OPS y autoridades argentinas unen fuerzas para hacer frente a la crisis del dengue

Jueves, 25 de abril de 2024 - 09:32 UTC
El mosquito Aedes Aegypti se ha vuelto inmune a algunos insecticidas debido al uso excesivo de estos productos El mosquito Aedes Aegypti se ha vuelto inmune a algunos insecticidas debido al uso excesivo de estos productos

Las autoridades sanitarias argentinas y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) unieron esfuerzos para diseñar una estrategia que permita enfrentar el brote de dengue, luego de que se confirmaran al menos 315.000 casos en lo que va del año, se informó en Buenos Aires.

 ”Como parte de las estrategias para un abordaje integral de la problemática del dengue, se realizaron talleres orientados al Manejo Integrado de Vectores (MIV) y actividades de difusión pública para contribuir a la campaña de concientización de la comunidad sobre la identificación y reproducción y ciclo de vida del vector Aedes aegypti”, señaló la OPS en un comunicado.

La Dirección de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores de la OPS anunció a través de su oficina local que uno de sus equipos había participado en actividades de capacitación para profesionales de la salud en la provincia de Chaco. El Ministerio de Salud federal anunció otro curso en Misiones.

El Boletín Epidemiológico Nacional (BEN) de Argentina publicado el 21 de abril mencionó 315.942 casos de dengue en las primeras 15 semanas del año, lo que equivale al 94,85% de las 333.084 infecciones registradas desde la Semana Epidemiológica 31 de 2023.

“En comparación con otros años epidémicos, la actual temporada se caracteriza por ser de mayor magnitud que las temporadas epidémicas anteriores: los casos acumulados hasta la SE15 representan 3,17 veces más que lo registrado en el mismo periodo de la temporada anterior -2022/2023- y 9,1 veces más que lo registrado en el mismo periodo de 2019/2020”, especifica el BEN.

En términos regionales, los casos de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes Aegypti aumentaron a 5,2 millones en 2024, y se registraron unas 1.800 muertes. El director de la OPS, Jarbas Barbosa, dijo en rueda de prensa que Brasil y Argentina siguen teniendo una tasa de transmisión “muy fuerte”.

En un tono más optimista, el BEN argentino mencionó 36.681 nuevos casos en la primera semana de abril, frente a los 52.466 de la semana anterior.

Según los expertos, el mosquito del dengue no se extinguirá a pesar de la proximidad de la estación fría. Aunque los criaderos de huevos no se reproduzcan, el mosquito no dejará de circular debido al cambio climático y a otros factores que afectan al ciclo vital de estos insectos.

Científicos argentinos de la provincia patagónica de Neuquén y del Centro Nacional de Diagnóstico e Investigación de Endemoepidemias (CeNDIE), ANLIS Malbrán descubrieron que los mosquitos son ahora resistentes a los insecticidas. La directora del CeNDIE, Mariana Manteca Acosta, dijo a NA que se está advirtiendo a los municipios de todo el país sobre el impacto del uso indebido de insecticidas, que no son la forma adecuada de controlar el dengue. En su opinión, se necesitan otras estrategias comunitarias centradas en los ciclos de reproducción del mosquito.

“Los insecticidas no deben usarse a gran escala porque los mosquitos también están expuestos a otros insecticidas, como los de la agricultura, y con el estudio empezamos a detectar que hay grados de resistencia debido a varios factores. Por eso se pide que sólo se apliquen durante los brotes, y no como medida preventiva en cuanto aparecen los primeros mosquitos porque el insecticida no es agua”, explicó.

“Se entiende que la población pida la fumigación porque es lo que se conoce, pero el mal uso o el uso excesivo de los insecticidas y aplicados en momentos en que no se necesita hace que estas poblaciones de mosquitos empiecen a tener esta resistencia y por eso hay lugares en el país donde hay mucha resistencia y otros donde empieza a mostrarse y en esos lugares el insecticida mata, pero sólo a un grupo de la población, no a toda”, agregó.

Los insecticidas “matan al mosquito adulto, pero hay que saber cuándo fumigar”, añadió. “Una cosa que recomendamos es atacar a los estadios inmaduros, que son las larvas, y evitar así los potenciales lugares de cría”, subrayó. “Un criadero potencial es cualquier objeto que acumule agua y eso es lo que hay que evitar”, insistió.

Categorías: Ciencia y salud, Argentina.