MercoPress, in English

Domingo, 21 de abril de 2024 - 07:57 UTC

 

 

Argentina: Disputa con provincias patagónicas no se resuelve pese a fallo judicial

Miércoles, 28 de febrero de 2024 - 10:59 UTC
“El tema generó una falsa grieta entre el Estado nacional y los Estados provinciales”, explicó el gobernador Torres “El tema generó una falsa grieta entre el Estado nacional y los Estados provinciales”, explicó el gobernador Torres

Un juez federal de Rawson dispuso este martes que el gobierno nacional del presidente argentino Javier Milei no debió haber retenido los llamados fondos de coparticipación adeudados a la provincia de Chubut. No obstante, Buenos Aires llevará el caso a la Corte Suprema federal, por lo que el asunto dista mucho de estar zanjado.

La decisión de la administración federal había provocado una respuesta conjunta de los gobernadores de las seis provincias patagónicas (Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén y La Pampa), que amenazaron con cortar toda la producción de petróleo como represalia. El gobernador de Chubut, Ignacio Torres, dijo este martes que retener los fondos era “una herramienta de presión política”.

En la presentación de 77 páginas ante el Juez Hugo Sastre, el gobierno de Chubut solicitó una medida que ordene ”el cese de la retención automática de los montos a percibir por la provincia del Chubut en concepto de reintegros por préstamos acordados en el marco del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (Decreto Nº 286/95), de los montos a percibir por la provincia del Chubut en concepto de Coparticipación Federal de Impuestos“, la cual deberá durar ”por el término de la emergencia económica, financiera y administrativa del Estado Provincial dispuesta por la Ley Nº VII Nº 94“. La petición también exigía que se ordenara al Estado Nacional ”renegociar la deuda en condiciones razonables“.

Tras el fallo favorable, los gobernadores patagónicos brindaron una conferencia de prensa conjunta en la que reclamaron a Milei que busque consensos. ”No queremos más peleas estériles“, enfatizaron. Queremos ”una agenda de desarrollo patagónico para generar más divisas“, agregaron.

Torres dijo que ”el tema está zanjado“ y pidió ”unidad“ porque no hay tiempo para ”discusiones ideológicas“.

”El tema generó una falsa grieta entre el Estado nacional y los Estados provinciales. La Argentina necesita unidad y en eso estamos de acuerdo, no tenemos tiempo para dar discusiones ideológicas tenemos que garantizar la salud, la educación“ y otras cuestiones, insistió Torres.

”El gobierno nacional tiene que acomodar la macroeconomía que es un desafío que acompañamos. Fue una declaración ante la justicia porque estamos convencidos de que es lo que hay que hacer, no es una guerra con el presidente“, explicó además. ”Esto se podría haber resuelto con sentido común. Todos los gobernadores estamos para dialogar, para generar consensos, para generar divisas“, agregó desde el Senado federal en Buenos Aires.

”Ningún gobernador quiere que al Gobierno nacional le vaya mal, pero tenemos derecho a disentir. Queremos vivir en paz, poder gobernar nuestras provincias sin falsas grietas que perjudiquen a los ciudadanos. Tenemos que ser capaces de llegar a un consenso“, añadió.

A pesar de sus palabras, la administración de Milei anunció que solicitará una medida denominada per-saltum, por la cual la Corte Suprema federal reclamaría competencia originaria en el caso para evitar la cadena completa de apelaciones. Según la ley 26.790, el per-saltum sólo se aplica a ”aquellos casos de competencia federal en los que se acredite que involucran cuestiones de notoria gravedad institucional, cuya solución definitiva y expeditiva sea necesaria”.

Según medios porteños, la guerra judicial entre el gobierno nacional y los de las provincias está destinada a recrudecerse.

Categorías: Energía, Política, Argentina.