MercoPress, in English

Lunes, 4 de marzo de 2024 - 22:40 UTC

 

 

Días de 'colisión' en Falklands o cuando número de cruceristas duplica la población de Stanley

Jueves, 8 de febrero de 2024 - 05:26 UTC
La capital Stanley abrumada de visitantes en un “día de colisión,” con calles y servicios saturados La capital Stanley abrumada de visitantes en un “día de colisión,” con calles y servicios saturados

En las Islas Falkland los llaman días de colisión, (clash days) o sea aquellas jornadas en que el número de cruceristas que desembarcan en una jornada superan la población de las Islas, pero especialmente de la capital, Stanley donde la presencia de tantos visitantes, es señal del éxito del turismo, pero también ocasiona inconvenientes entre una población acostumbrada a una vida tranquila casi bucólica.

La más reciente oportunidad fue el pasado primero de febrero en que coincidieron cruceros con 5,700 pasajeros, en un hermoso y soleado día estival, frente a una población total de las Islas de 3,600 y de 2,650 en Stanley.

Hay que agregar que en oportunidades por razones climáticas o de los vientos cambiantes las confluencias masivas en los cruceros finalmente no cristalizan pero igualmente es tema candente hace años.

El éxito/molestia como es de imaginar ha sido tema de discusión entre los legisladores electos de las Islas quienes en reciente sesión expresaron sus opiniones.

La legisladora MLA Leona Roberts admitió que esta discusión tiene más de quince años y a su manera de ver poco o nada se ha avanzado. “Lo ideal sería autorizar el ingreso de un único crucero grande por vez, que brindaría buenas oportunidades a los negocios de Stanley y todo el movimiento de viajes, excursiones y visitas que se mueven en su entorno. ”Sería una visión más honesta de las Falklands en lugar de una ciudad desbordada con camperas de colores brillantes (en referencia a las que usan los cruceristas)“

Por su parte MLA Gavin Short, quien maneja asuntos de turismo, admitió que se han mantenido conversaciones con las grandes empresas de cruceros para evitar los ”días de colisión“ y de convergencia simultáneas, empero ”algunas han sido receptivas, otras se han mostrado menos amables.“ Agregó que algunas, según la Oficina de Turismo han mantenido reuniones para evitar los ”días de colisión, pero al momento no se ha llegado a nada“.

Admitió que se han mantenido conversaciones con la gente de las Falklands , para ver qué piensan y la propia industria de turismo para ver cuál sería el mejor equilibrio, ya que es necesario un enfoque de país por oposición de algún sector interesado en particular; el turismo alcanza a todos los sectores de la economía en las Falklands”.

Además explicó que de las cuatro grandes empresas de cruceros, hay una que en años próximos espera retirarse del hemisferio sur y eso desde ya significa menos días de colisión en el futuro, y mismo en la próxima temporada. Igualmente el mal tiempo ha impedido varias veces el ingreso de cruceros, más recientemente, dos de los grandes, con una pérdida para la tesorería de casi medio millón de libras sin contar todo el movimiento secundario e importante que mueve el sector privado en torno a tantos visitantes. “Estamos hablando de mucho dinero, dinero en serio, por tanto hay que moverse a paso lento, pausado y tener muy presente las distintas consideraciones”

Por su parte el MLA Jack Ford reconoció los beneficios de limitar el número de visitantes desembarcado, ya que terminan saturando la ciudad y todos los servicios disponibles para un contingente tan mayor y del cual las Islas no están preparadas. Sería ideal que la temporada se extendiera de forma que todo el montaje en torno a la industria de turismo no resulte temporal, de estación y si a más largo plazo asegurando trabajo y empleos todo el año.

MLA Pete Biggs, puso el énfasis en los problemas de medio ambiente y ejemplificó con lo que sucede en Yorke Bay, una playa y zona de médanos copada por pingüinos, y su cercanía con Stanley hace que sea punto de atracción permanente.

“Pero cómo pueden regular los guarda playa y guías tanta gente de golpe, no es fácil, hemos tenido problemas, pero estamos mejorando.”

El problema también es que los pingüinos al igual que los turistas circulan y si se sienten abrumados o estresados por gentíos, se van y eligen otro lugar donde instalarse y anidar. “Por tanto creo que lo mejor es asegurarse que los responsables de los tours instruyan y formen bien a sus guías, y mantengan una relación potable de turistas por guía para mejor control. Alguna gente ha sugerido legislar al respecto, pero creo que legislar sería lo último, me inclino por un acuerdo de buenas prácticas en el tema y ver cómo funciona” concluyó Pete Biggs