MercoPress, in English

Lunes, 4 de marzo de 2024 - 21:11 UTC

 

 

Guerra del Atlántico Sur: Crippa recauda fondos para recuperar su avión

Domingo, 31 de diciembre de 2023 - 23:19 UTC
El avión fue vendido “a un traficante de armas estadounidense” por cuestiones presupuestarias, lamentó Crippa El avión fue vendido “a un traficante de armas estadounidense” por cuestiones presupuestarias, lamentó Crippa

El piloto retirado de la Armada argentina Owen Crippa inició esta semana una colecta para traer de Estados Unidos el Aermacchi MB-339 de fabricación italiana con el que atacó al HMS Argonaut el 21 de mayo de 1982, durante una misión de reconocimiento en medio de la guerra del Atlántico Sur. Necesita US$ 50.000, explicó.

Crippa, que ahora vive en Sunchales, provincia de Santa Fe, alertó a sus superiores de la presencia de la flota británica en la región. Por esa exitosa salida, se le concedió la “Cruz al Valor Heroico en Combate”, la más alta condecoración militar del país. El historiador británico Martin Middlebrook escribió que la bravuconada de Crippa era un anticipo de la determinación que los pilotos argentinos iban a mostrar en posteriores enfrentamientos.

En 2005, la Armada argentina vendió a un empresario privado de Estados Unidos tres MB-339 dados de baja -incluido el 4-Alpha-115- para comprar repuestos para los helicópteros Sea King que se desplegarían en la campaña antártica de ese año. Se considera que la unidad de Crippa es la única de su clase que participó en un combate aeronaval y regresó sana y salva. Además de la guerra de las Malvinas de 1982, el Aermacchi MB-339 también combatió con la Fuerza Aérea de Eritrea durante la guerra eritreo-etíope de 1998-2000.

El aviador naval retirado grabó un vídeo que se hizo viral en el que pedía ayuda económica para recuperar la aeronave que “fue vendida a un traficante de armas estadounidense” por problemas presupuestarios.

“Después de muchos años, he conseguido con el apoyo de algunos amigos poder comprar ese avión. Está depositado en el hangar de otro amigo en Estados Unidos. A partir de ahora es necesario recaudar fondos para pagar todos los costos, gastos de traslado y adquisición del avión. El coste estimado es de 50.000 dólares y después seguiremos con el proyecto para definir el espacio y montarlo”, dijo Crippa.

“Lo importante es traer este avión que tiene un simbolismo para esta patria”, agregó.

El corresponsal de guerra de la televisión argentina Nicolás Kasanzew escribió el domingo en La Prensa de Buenos Aires que “con mi camarógrafo, Alfredo Lamela” escucharon desde Puerto Argentino [Stanley] la voz de Crippa gritando“ que había alcanzado una fragata ”con ocho cohetes”.

El piloto pidió entonces más munición para una segunda misión, pero no fue autorizado porque tenía que quedarse a informar a sus superiores de lo que había encontrado, explicó Kasanzew.