MercoPress, in English

Domingo, 3 de marzo de 2024 - 12:19 UTC

 

 

Gobernador de Tierra del Fuego advierte contra posible pasividad en reclamos sobre Malvinas

Viernes, 8 de diciembre de 2023 - 10:31 UTC
“Malvinas es una prioridad en nuestra política exterior”, subrayó “Malvinas es una prioridad en nuestra política exterior”, subrayó

En una columna publicada esta semana en el diario Clarín de Buenos Aires, Gustavo Melella, gobernador de la provincia argentina de Tierra del Fuego, que técnicamente incluye las Islas del Atlántico Sur sobre las que el país sudamericano reclama soberanía, subrayó que la futura administración libertaria de Javier Milei no debería dar un giro de 180 grados en las políticas de Estado sobre ese particular.

“La reivindicación de la soberanía argentina sobre las islas es un tema en el que no puede haber cambios copernicanos en nuestra política exterior”, escribió Melella, al tiempo que insistió en que la Constitución de 1994 contemplala la recuperación de “esos territorios”. Ese año, la Cuestión Malvinas se convirtió en “una política de Estado, asegurando su blindaje a cualquier tipo de interés sectorial de los políticos de turno”, argumentó el Gobernador. También sostuvo que “en más de 190 años de historia ningún gobierno argentino ha dejado de reclamar o protestar por nuestros legítimos derechos” y denunció la debilidad de los gobiernos nacionales que “han avanzado en acuerdos y políticas que sólo beneficiaron al Reino Unido”, en particular durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri, cuya línea parece regresar al poder con Milei.

“El inmovilismo y la ingenuidad de complacer a los británicos con la fantasía de que en algún momento decidirán sentarse a negociar la solución de fondo del diferendo no tienen ningún sustento lógico ni histórico”, insistió Melella. El gobernador también criticó “la colocación de un radar de capital británico de doble uso en nuestras propias narices” en su provincia, al tiempo que advirtió sobre la posible degradación de la Secretaría de Malvinas después del 10 de diciembre. “Malvinas es una prioridad en nuestra política exterior”, subrayó.

Melella no descartó “mejorar las relaciones comerciales, culturales y de cualquier otra índole con el Reino Unido y los habitantes de las islas” en tanto se mantenga “el objetivo central e irrenunciable de recuperar el pleno ejercicio de la soberanía sobre las Islas Malvinas y otros archipiélagos australes”.