MercoPress, in English

Domingo, 3 de marzo de 2024 - 12:44 UTC

 

 

Encuentran minas en playa al norte de Stanley en la isla Este; acordonan y aíslan la zona

Jueves, 30 de noviembre de 2023 - 10:20 UTC
Los alambrados y perímetros clásicos que por décadas marcaron los campos minados Los alambrados y perímetros clásicos que por décadas marcaron los campos minados

El gobierno de las Islas Falkland confirmó que se descubrieron una serie de minas en la playa de Hell Kitchen, en un área designada como Reserva del gobierno en la península de Murrell, al norte de la capital Stanley.

Se presume que son minas del tiempo de la guerra en 1982, cuando la invasión argentina ya que se trata de un área que figuraba en los mapas donde estaban marcadas las minas, y que durante el programa de desminado la zona en efecto fue rastrillada a la búsqueda de los peligrosos explosivos.

Durante el conflicto y cuando la retirada de las fuerzas de ocupación argentina se estima que estas llegaron a plantar unas 20,000 minas tanto antipersonales como anti blindados. Las anti personales sumamente peligrosas para la infantería, pues muchas de ellas son sumamente difíciles de detectar ya que básicamente son de materiales plásticos.

En el 2009, el Reino Unido para cumplir con normas internacionales de desminado comenzó la tarea en sucesivas temporadas de verano, hasta que en noviembre del 2020, se declararon las Islas libres de minas, tarea cumplida por una empresa que trabaja con expertos de Zimbabue, uno de los países más castigados con dicho flagelo.

En ese mes los residentes de Stanley invadieron y festejaron en la playa de Yorke, que tradicionalmente había sido lugar de esparcimiento, pero que estuvo vedada por casi cuatro décadas, a causa de las minas, y que se había convertido en playa de recreo para pingüinos. Volaron también los alambrados de los campos perimetrados, advirtiendo de la presencia de minas y con los clásicos avisos en fondo rojo, Beware Mines, estrictamente prohibidos para los humanos.

Pero también es sabido que a pesar del celo de los desminadores, las minas colocadas en médanos de arena pueden desplazarse por el propio movimiento de la arena y de las mareas.

Ante este último descubrimiento en la península de Murrell, el gobierno de las Islas puntualiza que si bien durante el desminado estuvo trabajando un equipo de acuerdo a las normas internacionales más estrictas, “siempre existe la posibilidad que algunas minas aparezcan”. Por esa razón el gobierno de las Islas está trabajando con el equipo de Disposición de Explosivos pertenecientes a las fuerzas británicas estacionadas en el Complejo de Mount Pleasant, además de recolectar asesoramiento desde el exterior.

Visto ello y en cuanto se implementen las medidas, una gran área será acordonada de forma similar como en anteriores perímetros. Se recuerda a la opinión pública que el acceso a la Península Murrell es a través de propiedad privada y por tanto se debe requerir el permiso del propietario. Quien piense visitar la Península de Murrell debe coordinar con los propietarios quienes les proveerán mapas identificando el área demarcada a lo largo de la playa de Hell's Kitchen.

Se solicita encarecidamente a la población que no ingrese al área delimitada por razones de seguridad personal.

Igualmente la navegación está limitada hasta media milla de la línea costera, y se aconseja a los navegantes a no desembarcar en la playa dentro del perímetro de seguridad. La Autoridad Marítima de las Falklands emitió un aviso a los navegantes, LNTM, afirmando, “Minas se hallaron en la playa de Hell's Kitchen”.

También se aconseja al público en general que carguen la plataforma What3Words a sus celulares. Además si ven objetos sospechosos, por favor marquen el lugar a una distancia razonable e informen a la Policía Real de las Falklands en el 999.

Empero un vecino productor ovino de la península de Murrell, Robin Goodwin publicó un comentario sobre el descubrimiento de las minas en la playa. Recordó que oficiales argentinos del Cuerpo de Ingenieros entregaron a sus similares británicos, mapas con los detalles de las áreas donde se plantaron bombas, material que ayudó con las tareas de barrido de los explosivos, pero aseveró que el descubrimiento de las minas “viene a confirmar que no todas las minas fueron marcadas por los argentinos, tal cual se sugirió originalmente”, Y pregunta, acaso no habrá otras áreas que aún faltan descubrir? Espero que no pues si bien este descubrimiento de minas resultó visible, puede que para el próximo no sea posible hasta que alguien pise una mina.

Esto demuestra que los argentinos no mapearon todas las minas que colocaron, y apela a la gente en general: Estén muy vigilantes, lo último que queremos es que alguien resulte herido o muerto por pisar estos explosivos tan sensibles como tremendamente peligrosos.

Confío en que las autoridades también estén hablando con aquellos que colocaron las minas para asegurarse cuantas más pueden haber en la vuelta, sin saberse nada.

Lo que afirmo no busca fomentar conflicto alguno, sino más bien la realidad: todos deben cuidar con mayor atención cuando salen o recorren el campo, tal cual aconseja el gobierno. Denuncien cualquier objeto si resulta extraño pero jamás lo toquen o lo levanten.

Categorías: Política, Falklands-Malvinas.