MercoPress, in English

Martes, 27 de febrero de 2024 - 03:41 UTC

 

 

Un “erudito” Milei elogia a Thatcher y pierde el debate presidencial

Lunes, 13 de noviembre de 2023 - 09:20 UTC
Milei se dirigió a unos pocos que entenderían su postura intelectual y fue superado por Massa, que entendió que las elecciones son para ganarse a las bases Milei se dirigió a unos pocos que entenderían su postura intelectual y fue superado por Massa, que entendió que las elecciones son para ganarse a las bases

El diputado libertario Javier Milei perdió los estribos durante parte del debate del domingo con el ministro de Economía, Sergio Massa, e insistió en que éste debía elevar el nivel de su discurso. En un argot técnico como si el auditorio fueran todos docentes universitarios y no los millones de votantes, incluso acusó al representante de la coalición oficialista Unión por la Patria (UP) de recurrir a una estrategia conocida como “falacia ad populum”.

 Milei también esquivó la cuestión de si debían respetarse los derechos de los Isleños de las Falkland (a llos que Massa llamó “kelpers”) en las reclamaciones de soberanía de Argentina, que ambos candidatos coincidieron en no abandonar, y luego destacó el papel de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher como líder mundial, lo que enfureció aún más a la parte nacionalista del electorado.

En este y otros puntos, Massa preguntó al público a cuál Milei había que creer: al que hablaba en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires o al que había dicho todo lo contrario en tal o cual programa de televisión unos días antes. El ministro de Economía sugirió repetidamente buscar en Google lo que Milei había presentado por escrito ante la Justicia Electoral y verificar si coincidía con lo que estaba diciendo su rival el domingo. En este sentido, Milei tenía razón: Massa sí utilizó la estrategia de la falacia ad populum.

Al hablar de cuestiones de seguridad, Milei -de nuevo con aires académicos- trajo a colación “Crime and Punishment: An Economic Approach”, de Gary Becker, y añadió que esas directrices habían sido aplicadas con éxito en Nueva York por el ex alcalde Rudy Giuliani. Massa respondió que -en este tema en particular- estaba de acuerdo ya que su propio libro describiendo sus acciones como alcalde de Tigre -un suburbio al noroeste de la ciudad de Buenos Aires- había sido prologado precisamente por Giuliani. Entonces Milei contraatacó, preguntándose por qué, a pesar de todo el trabajo de Massa en Tigre, su esposa, Malena Galmarini, no había sido elegida alcaldesa este año.

“Creo profundamente en la apertura al comercio internacional. Los países abiertos al comercio tienen ingresos nueve veces superiores a los que están cerrados. El Estado no debe intervenir en las relaciones comerciales, porque acaba siendo un obstáculo. Es un asunto privado en el que el Estado no debe interferir. He marcado mi relación con Estados Unidos, Israel y el mundo libre. No quiero tener nada que ver con países que no respetan las libertades personales [la mayoría de los miembros del BRICS]. No tengo ningún problema en disculparme con el Papa Francisco y estamos listos para recibirlo en Argentina dándole los honores de Jefe de Estado y Jefe Espiritual. Thatcher fue una gran líder como Churchill o De Gaulle. Ella tuvo un gran papel durante la caída del Muro de Berlín, pero a vos te molesta que el Muro haya caído. Consideramos que las Malvinas son argentinas, [la candidata a vicepresidenta] Victoria [Villarruel] es hija de un héroe de Malvinas, y estamos dispuestos a hacer todo para que vuelvan a ser argentinas. Creo en una Argentina libre y en individuos libres que puedan comerciar con quien quieran”, dijo Milei.

Massa replicó: “Uno de mis mayores sueños es ser el presidente del trabajo. Crear dos millones de nuevos puestos de trabajo y, para eso, elegí el camino de la colaboración entre el Estado y los empresarios. Anuncié el impuesto cero a las exportaciones y la reducción del sistema impositivo. Reemplazaremos los planes sociales por trabajo formal y registrado. Retomaremos el programa '814' que elimina las cargas sociales para todos los emprendimientos industriales del Norte. También prometo fortalecer las economías regionales y aumentar los volúmenes de producción. Hoy las mujeres no reciben lo mismo por las mismas tareas. Tiene que haber igual salario por igual trabajo. Por tu último libro tenés tres denuncias por plagio. Milei... Macri escribió tu discurso. A los empresarios les digo que no abran la economía indiscriminadamente. Vos, Milei, ¿querés exportar a 8 millones de personas pero no estás dispuesto a comerciar con China y Brasil?”.

Asimismo, Milei insistió en que dolarizaría la economía y cerraría el Banco Central. Massa subrayó que esas soluciones ya habían sido probadas por países como Zimbabue sin resultados encomiables. Por eso, a pesar de la inflación galopante, la inseguridad y el desempleo crecientes, el ministro de Economía de una administración con semejantes logros fue considerado casi unánimemente por los medios argentinos como el ganador del debate del domingo.