MercoPress, in English

Lunes, 4 de marzo de 2024 - 07:49 UTC

 

 

Falklands restaura pastura autóctona en varias islas; campaña para recuperar suelos de turba

Viernes, 14 de julio de 2023 - 11:05 UTC
Vista de campos erosionados previo a la plantación de matas de Tussac y esos predios con el injerto de la pastura con la variedad autóctona de las Falklands Vista de campos erosionados previo a la plantación de matas de Tussac y esos predios con el injerto de la pastura con la variedad autóctona de las Falklands

El Departamento de Medio Ambiente del gobierno de las Islas Falkland anunció una campaña muy exitosa de plantación de matas autóctonas de tussac en las islas de Gid y Middle, cumplida este invierno en colaboración con las organizaciones Island Land Care y el Antarctic Research Trust.

Las islas de Gid y Middle son dos reservas de la naturaleza, no habitadas, en la remota Bahía de King George en la isla Oeste. La pastura autóctona de tussac en los dos islotes se presentaba en lamparones aislados con grandes espacios de suelos de turba negra que se estaban erosionando. Plantando matas de tussac era la mejor forma de estabilizar el suelo y llenar las áreas donde en algún momento creció el autóctono tussac. Como parte del objetico del gobierno de las Falklands por restaurar la biodiversidad en sus reservas de naturaleza, un equipo fue contratado para plantar matas de tussac en las dos islas.

En mayo del 2023 Sally Poncet y Ken Passfield de la organización Island Land Care encabezaron un experimentado equipo para una campaña de cuatro jornadas, con el objetivo de plantar las matas de tussac, junto a Simon Browning, Chris Hawksworth, Jeremy Poncet y Mauricio Ruiz.

El equipo pasó dos días en la isla de Gid y otros dos días en la isla Middle, viajando diariamente desde la isla próxima de Hummock donde habían montado su cuartel general. Aprovecharon al máximo las limitadas horas de luz, plantaron una totalidad de 17,000 matas durante los cuatro días. A un promedio de 700 injertos por persona, por día, “fue un logro increíble de dedicación y de trabajo duro.”

Sally explica porqué la mata autóctona de tussac es la perfecta para tareas de restauración. “Cuando los injertos de matas fijan bien sus raíces ayudan a estabilizar el suelo negro de la turba. Suministran protección del viento y ayudan a retener la humedad del suelo. Una plantación densa reduce las oportunidades de las especies no nativas tales como el sorrel de las ovejas y el pasto Yorkshire, capaces de establecerse y competir fuertemente con el tussac. Además lo más probable es que las matas injertadas de tussac crezcan lo suficientemente rápido como tareas de futuras restauraciones.

”Tenemos la responsabilidad de velar y proteger nuestro patrimonio de la naturaleza,“ dice Rachel Cooper del Departamento del Medio Ambiente del gobierno de las Falklands. ”Las islas de Gid y Middle son lugares ideales para dicha recuperación, ambas pertenecen al gobierno de las Islas y la isla de Middle además es reserva de naturaleza. Nuestro trabajo en esos hábitats será sostenido de forma que podemos apuntar a alcanzar más objetivos.”

Las fotos fueron tomadas por Sally Poncet.

Tags: turba.