MercoPress, in English

Lunes, 4 de marzo de 2024 - 14:01 UTC

 

 

Presidente colombiano quiere acabar con el servicio militar obligatorio

Jueves, 11 de mayo de 2023 - 11:14 UTC
Petro también quiere aumentar los salarios de los militares Petro también quiere aumentar los salarios de los militares

El presidente colombiano, Gustavo Petro, quiere que su país cuente con unas Fuerzas Armadas más profesionales y acabar así con el servicio militar obligatorio, según se informó el miércoles en Bogotá. El jefe de Estado también insistió en fortalecer el financiamiento de la actividad militar.

En septiembre del año pasado, el entonces ministro del Interior, Alfonso Prada, había hablado sobre el plan del gobierno de reemplazar el servicio militar obligatorio por uno voluntario. En los últimos cinco años, 460.113 jóvenes de entre 18 y 24 años prestaron servicio obligatorio en las Fuerzas Armadas.

“Las personas que asumen riesgos deben tener un tratamiento especial; yo he sido partidario de que no haya servicio militar obligatorio. Tenemos que hablar de eso, del estímulo a los jóvenes para que desarrollen una existencia vital de ingresar al Ejército”, dijo Petro durante la ceremonia de conmemoración de los 72 años del Comando General de las Fuerzas Militares. “Pero debe haber un salto salarial, no podemos anular el servicio militar y profesionalizarlo sin tener dinero”, continuó Petro.

“He instruido al Ministro de Defensa para que junto con Hacienda miren el espacio fiscal para ordenar un aumento sustancial en las asignaciones mensuales de los soldados regulares de Colombia”, escribió en Twitter. Agregó que los altos mandos militares y policiales tienen su “orden expresa” de destruir las economías ilegales del país.

“La estrategia de seguridad es político-militar. Implica la inclusión social del campesinado, la juventud y el territorio, pero también la actividad cotidiana de destruir las economías ilegales. No es posible destruir la economía ilegal si se permite la corrupción de altos mandos policiales o militares”, advirtió.

En su discurso, consideró que no tiene sentido luchar contra las economías ilegales cuando sus líderes pueden reclutar fácilmente nuevos miembros para sus grupos debido al poder financiero del que disponen.

“Si hay 10.000 jóvenes pobres, pueden reclutar a todos los que quieran para actividades ilícitas. La estrategia de seguridad pasa por construir una economía equitativa para que los sectores pobres dejen de serlo. No es una estrategia militar, sino civil y política. El ataque a las estructuras ilícitas debe ser político y militar”, dijo.

Petro también insistió en que la estrategia debe ser atacar la cúspide de la pirámide del narcotráfico y no las bases (cultivadores y expendedores).

Categorías: Política, América Latina.