MercoPress, in English

Martes, 31 de enero de 2023 - 10:17 UTC

 

 

Cesan a Guaidó como presidente interino de Venezuela

Sábado, 31 de diciembre de 2022 - 10:37 UTC
Guaidó deja de ser presidente interino de Venezuela el 5 de enero tras no lograr la mayoría de los objetivos encomendados Guaidó deja de ser presidente interino de Venezuela el 5 de enero tras no lograr la mayoría de los objetivos encomendados

El cargo de “presidente encargado” de Venezuela encomendado en su día al líder opositor Juan Guaidó fue suprimido a partir del 5 de enero por la misma asamblea que optó por crearlo en 2019.

La mayoría de los ex parlamentarios ratificó esta decisión el viernes durante una reunión virtual, mientras que un pequeño grupo se mostró en contra de la medida, que fue aprobada por 72 votos a favor, 29 en contra y ocho abstenciones.

Al mismo tiempo, el grupo votó a favor de mantener activa la Asamblea Nacional de 2015 sólo para legislar sobre los intereses de Venezuela en el exterior que hasta ahora había estado a cargo del llamado “gobierno interino”.

Los partidarios de Guaidó calificaron la eliminación de esta figura como un “magnicidio legal”, mientras que el futuro ex presidente interino había intentado conservar su título, cada vez más honorífico con el paso del tiempo, llamando a los líderes políticos a actuar por encima de “nombres e intereses personales”.

El llamado gobierno interino, sin poder real dentro de Venezuela, contaba con el reconocimiento de Estados Unidos y de un pequeño grupo de países, lo que le permitía controlar algunos recursos públicos en el exterior. Para continuar con esta política, los ex legisladores insurgentes ratificaron las juntas ad-hoc que manejan los asuntos de la petrolera estatal PDVSA y del Banco Central de Venezuela en el exterior.

Guaidó había aplazado hasta el 3 de enero una decisión definitiva, pero fue en vano. Había sido elegido por la Asamblea Legal paralela de Venezuela el 5 de enero de 2019, con el argumento de que Nicolás Maduro había retenido su posición a través de elecciones amañadas en 2018. Cerca de 50 países, entre ellos Brasil con Jair Bolsonaro y Argentina con Mauricio Macri, reconocieron a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela y cortaron todo lazo con la administración del PSUV en Caracas.

Pero tras el fracaso de Guaidó a lo largo de los años para convertirse en el Charles De Gaulle venezolano y con Maduro ganando impulso internacional hasta el punto de planear una reunión con el francés Emmanuel Macron tras su encuentro en El Cairo este año, la oposición ya no considera a Guaidó como el hombre que rescatará al país sudamericano rico en petróleo de las penurias del socialismo.

La asamblea opositora sigue funcionando de forma paralela y simbólica, a pesar de que su mandato terminó en 2021 y Maduro recuperó el control de la nueva asamblea elegida en 2020.

Venezuela ya ha reanudado los lazos con Colombia y Argentina, y está a punto de recorrer el mismo camino con Brasil tras la toma de posesión de Luiz Inácio Lula Da Silva el 1 de enero. España ha nombrado un nuevo embajador en Caracas, y la administración estadounidense del presidente Joseph Biden incluso negoció directamente con el gobierno de Maduro la compra de petróleo tras la invasión rusa a Ucrania. Todas estas acciones perjudicaron el papel de Guaidó.

Categorías: Política, Venezuela.