MercoPress, in English

Viernes, 9 de diciembre de 2022 - 02:24 UTC

 

 

Inauguran telescopio de alta tecnología en un observatorio del norte de Argentina

Jueves, 24 de noviembre de 2022 - 10:37 UTC
El instrumento fue desarrollado en Francia entre 2008 y 2018 y probado entre 2019 y 2020 El instrumento fue desarrollado en Francia entre 2008 y 2018 y probado entre 2019 y 2020

Un nuevo telescopio de alta tecnología ha sido inaugurado en el observatorio de Alto Chorrillos, cerca de San Antonio de los Cobres, en la provincia argentina de Salta.

La ceremonia fue presidida por el ministro de Ciencia, Daniel Filmus. También estuvieron presentes la jefa de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Adriana Serquis, y la titular del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi.

Bautizado como Qubic, el dispositivo buscará ahondar en lo que ocurrió en esas primeras fracciones de segundo después del Big Bang para rastrear el origen del Universo, se informó. Más de 130 científicos de seis países y 23 laboratorios han trabajado en el proyecto Qubic (Q&U Bolometric Interferometer for Cosmology), una empresa de cosmología experimental diseñada para medir las propiedades de polarización del fondo de radiación cósmica, que podría revelar la presencia de ondas gravitacionales producidas en las primeras etapas del Big Bang.

Es el resultado de una colaboración entre investigadores e ingenieros de Francia, Italia, Argentina, Reino Unido e Irlanda. El instrumento fue desarrollado en Francia, en el APC (París), entre 2008 y 2018, y probado en el mismo laboratorio entre 2019 y 2020.

La misión es observar la radiación de fondo de microondas, el remanente fósil del Big Bang para tratar de descubrir qué ocurrió antes del momento en que los fotones comenzaron a recorrer el universo libremente.

El telescopio es un instrumento de diseño novedoso, destinado a sondear lo que se denomina “la física del universo primordial”, es decir, lo que ocurrió unas fracciones de segundo después de los primeros momentos del universo, que se cree que dejaron huellas en la radiación cósmica de fondo de microondas.

A 4.980 metros sobre el nivel del mar, el altiplano de Salta es un lugar ideal para colocar un telescopio de este estilo por su clima seco. Lo mismo ocurre con el potente radiotelescopio ALMA, situado en el lado chileno, no muy lejos. También se dijo que la Antártida era un buen escenario, pero se descartó por impedimentos logísticos.

Los científicos también tienen previsto poner en marcha el proyecto astronómico Llama en el norte de Argentina. La empresa conjunta con Brasil tratará de instalar y operar un radioobservatorio capaz de realizar observaciones en longitudes de onda milimétricas y submilimétricas.

El Qubic está encerrado en una carcasa cilíndrica o criostato, de 1,8 m de altura y 1,6 m de diámetro, que lo protege y lo mantiene a -269°C. Está abierto al cielo a través de una ventana de 45 centímetros de diámetro de polietileno rígido de alta densidad, transparente a la radiación de microondas que el experimento pretende medir. El instrumento examina detalladamente el espacio en dos frecuencias: 150 y 220GHz.