MercoPress, in English

Viernes, 9 de diciembre de 2022 - 03:12 UTC

 

 

Uruguay confía en el programa de matriz energética sostenible patrocinado por la UE

Miércoles, 23 de noviembre de 2022 - 11:04 UTC
La tecnología y el conocimiento requieren un marco jurídico que proporcione seguridad y estabilidad, argumentó Paganini La tecnología y el conocimiento requieren un marco jurídico que proporcione seguridad y estabilidad, argumentó Paganini

El Ministro de Industria de Uruguay, Omar Paganini, destacó el programa AL-Invest Verde por su ambición en materia de desarrollo sostenible, que posicionará al país sudamericano como un centro de innovación regional.

La iniciativa AL-Invest Verde está financiada por la Unión Europea. Su principal objetivo es promover el crecimiento sostenible y la creación de empleo en América Latina y así apoyar la transición hacia una economía baja en carbono, eficiente en recursos y circular, según el sitio web de Torre Ejecutiva.

El plan busca hacer un uso efectivo de los activos de propiedad intelectual para contribuir a la mejora de un marco propicio en el Mercosur para estimular la innovación y facilitar el crecimiento sostenible y la creación de empleo.

Durante su intervención en la ceremonia de lanzamiento de AL-Invest Verde en Montevideo, Paganini también destacó la importancia de los derechos de propiedad intelectual, que consideró vinculados al crecimiento sostenible.

El gobierno uruguayo, a través de la Dirección Nacional de Propiedad Industrial (DNPI), es uno de los socios asociados al proyecto, al igual que las oficinas de Propiedad Intelectual de los demás miembros del Mercosur, además de Chile y otros países de la región.

El Ministerio de Industria y la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional también participaron en la llegada de AL-Invest Verde a Montevideo.

Paganini dijo que la administración del presidente Luis Lacalle Pou se enfocó en la innovación para promover el desarrollo tecnológico y social para posicionar al país como un hito regional.

El ministro también señaló que, ante los desafíos del cambio climático y la sostenibilidad que se avecinan, este tema tiene un peso especial. También admitió que el cambio del país hacia una alternativa más sostenible en su matriz energética fue posible gracias a la adopción temprana de tecnologías, que permitieron que el 97% del suministro eléctrico del país provenga de fuentes renovables.

Paganini dijo asimismo que las futuras iniciativas de economía circular, sostenibilidad, hidrógeno verde y biotecnología aplicada a la mejora del impacto ambiental de las cadenas de producción y la tecnología digital estarán estrechamente vinculadas a la propiedad intelectual.

El funcionario recordó que el gobierno lanzó recientemente una iniciativa interinstitucional público-privada que busca posicionar al país como un ecosistema innovador en tres áreas: tecnología digital, biotecnología, y salud y tecnología verde. Por ello, la tecnología y el conocimiento, como activos intangibles, requieren de un marco legal que brinde certeza y estabilidad. “El desarrollo de los derechos de propiedad intelectual es clave y estratégico”, explicó Paganini.

También asistieron al acto el embajador de la Unión Europea, Paolo Berizzi, y el representante de Cooperación Internacional de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, Ignacio de Medrano.