MercoPress, in English

Viernes, 27 de enero de 2023 - 14:44 UTC

 

 

Moody's prevé devaluación del peso mexicano

Lunes, 24 de octubre de 2022 - 09:23 UTC
La estabilidad entre el peso mexicano y el dólar estadounidense ha convertido al país latinoamericano en una economía relativamente cara según estándares internacionales La estabilidad entre el peso mexicano y el dólar estadounidense ha convertido al país latinoamericano en una economía relativamente cara según estándares internacionales

Según la agencia de calificación crediticia Moody's, una devaluación de alrededor del 20% del peso mexicano frente al dólar estadounidense sería inminente y podría tener lugar a finales de este año o a principios de 2023, se informó.

La organización de medición de riesgos llegó a estas conclusiones debido al “continuo endurecimiento monetario” en Estados Unidos, a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) presume constantemente que la moneda mexicana ha logrado resistir “contra viento y marea” la actual inestabilidad y recesión.

Los expertos de Moody's señalan en un informe titulado “La depreciación que viene”, que compara las crisis de 2009 y 2020, que la devaluación del peso mexicano parece “inminente”, ya que se replican las mismas condiciones del anterior ciclo de suba de tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) que comenzó en 2015.

Hasta ahora, México ha imitado a la Reserva Federal de Estados Unidos al aumentar las tasas de interés para frenar la inflación, que llegó a superar el 8%, aunque los precios de los alimentos incluso se duplicaron, debido a la invasión rusa de Ucrania en un escenario post-pandémico.

Los expertos estiman que el ciclo alcista de los tipos en Estados Unidos no terminará hasta 2024 para intentar devolver el nivel de inflación al 2%, ya que el país sufre el mayor índice de precios desde los años 80, lo que podría llevar a una recesión, con una tasa del 9,1%.

AMLO criticó a quienes “se frotan las manos” por el sombrío pronóstico de Moody’s, pero advirtió que “se van a quedar con las ganas” porque “no va a pasar así”. Insistió en que la economía de México está bien y seguirá “creciendo”.

El informe del organismo reconoció que el peso mexicano “se mantuvo relativamente estable después del choque inicial generado por la pandemia en el primer semestre de 2020” y resistió mejor que otras divisas latinoamericanas los embates actuales de los mercados financieros. Sin embargo, las restricciones monetarias en EE.UU. anticipan “una corrección depreciatoria”.

El dólar estadounidense sólo creció un 0,9% frente al peso mexicano desde el 30 de noviembre de 2018, lo que ayudó a controlar la inflación en el país latinoamericano, a costa de convertir a México en un país relativamente caro, lo que impactó en sus exportaciones.

El subdirector del Banco de México, Gerardo Esquivel, admitió la semana pasada que el país “podría desvincularse de las decisiones de la Reserva Federal.”