MercoPress, in English

Jueves, 1 de diciembre de 2022 - 13:08 UTC

 

 

Cámara Baja de Uruguay aprueba el proyecto de ley de eutanasia

Viernes, 7 de octubre de 2022 - 10:59 UTC
La sesión extraordinaria tuvo 18 horas de debate antes de que se votara formalmente el proyecto, presentado en 2020. La sesión extraordinaria tuvo 18 horas de debate antes de que se votara formalmente el proyecto, presentado en 2020.

La Cámara Baja de Uruguay aprobó este jueves un proyecto que legaliza la eutanasia con 57 votos sobre 96 posibles. La iniciativa pasa ahora al Senado para su tratamiento parlamentario.

La iniciativa del diputado del Partido Colorado y presidente de la Cámara Baja, Ope Pasquet, unificada con el texto presentado por el opositor Frente Amplio, fue aprobada por 57 votos a favor y 96 en contra, y generó divisiones en el seno de la coalición gubernamental de centroderecha.

La sesión extraordinaria tuvo 18 horas de debate antes de que se votara formalmente el proyecto, presentado en 2020.

“Estamos consagrando un derecho que pone a nuestra legislación social y de derechos humanos a la vanguardia mundial”, dijo el diputado Felipe Schipani, del Partido Colorado, en una entrevista televisiva.

“Hay siete países en el mundo que han regulado el instituto de la eutanasia y hoy aprobamos la media sanción en la Cámara de Diputados, queda pendiente el Senado, pero, presumiblemente, también habrá votos para su aprobación y así Uruguay se suma a ese grupo de países del primer mundo que han regulado este instituto”, agregó.

Voces diferentes a pesar de las alianzas políticas

El diputado del Partido Nacional Rodrigo Goñi, una de las principales voces que se pronuncian en contra de la iniciativa, dijo que “la respuesta a este proyecto de ley es que el remedio es peor que la enfermedad”.

“¿Por qué? Primero porque no alivia. Si lo que realmente buscamos es aliviar el sufrimiento, no lo alivia, lo mata”, dijo.

Pasquet, en respuesta a esto, se preguntó qué se va a hacer con las personas “que están sufriendo hoy”, las personas que “no van a tener cuidados paliativos, ni mañana, ni pasado, ni el lunes”.

“Vivir es un derecho y todo el mundo tiene ese derecho Que algunos no quieran hacerlo, por supuesto, es totalmente. Que sobre esto haya, como hay, notoriamente, diferentes opiniones y diferentes sensibilidades, totalmente legítimo. Pero por eso mismo, que todo el mundo pueda opinar y que todo el mundo pueda decidir sobre su propia vida. Eso es lo que estamos defendiendo, el derecho de cada uno a decidir sobre su propia vida”, concluyó el diputado promotor del proyecto de ley original.

Schipani argumentó que la eutanasia “se inspira fundamentalmente en la libertad de las personas y en decidir cómo morir, decidir morir con dignidad y no prolongar el sufrimiento innecesariamente”. Dijo que la decisión del jueves era “histórica”.

“Ese es el debate filosófico básico sobre el tema: los que entienden que somos las personas las que tenemos que decidir sobre nuestra vida y el final de la misma y los que creen que no es el individuo el que tiene que decidir poner fin a su vida”, señaló también. En opinión de Schipani, la eutanasia “es una cuestión de convicciones y raíces filosóficas”.

Sobre el futuro del proyecto en el Senado, el diputado dijo creer que “hay mayoría de votos para que se convierta en ley”.

El presidente del opositor Frente Amplio, Fernando Pereira, argumentó que “los que tenemos una opción de fe no podemos exigir a los que no la tienen que procedan de la misma manera”.

“Vengo de una época difícil, mi madre falleció de una dura enfermedad terminal, ella era cristiana y yo también, y lo hicimos de acuerdo a lo que ella pensaba, pero entiendo muy bien a las personas que quieren optar por otro camino porque vi los últimos días de su vida”, prosiguió.

“Esta ley no le quita el derecho a mi madre de hacer lo que ella decidió, le da el derecho al que no quiere poder hacerlo, entonces desde mi punto de vista se aprobó una buena ley”, explicó. “Hay momentos en la vida en los que la dignidad está al límite”, añadió.

Por su parte, el arzobispo de Montevideo, el cardenal Daniel Sturla, dijo que esperaba que el presidente Luis Lacalle Pou vetara la ley en caso de que fuera aprobada por el Senado.

“Se acaba de votar por la mayoría de los diputados un claro retroceso en el reconocimiento de la dignidad de toda vida humana”, dijo Sturla. “La cultura del descarte y la muerte avanza”, añadió.

El proyecto de ley fue una iniciativa conjunta del Partido Colorado y el Frente Amplio.