MercoPress, in English

Viernes, 9 de diciembre de 2022 - 02:53 UTC

 

 

Autoridades argentinas favorecen esterilización quirúrgica desde los 16 años

Sábado, 1 de octubre de 2022 - 10:54 UTC
“A partir de los 16 años se puede acceder gratuitamente a métodos anticonceptivos permanentes: ligadura y vasectomía”, dice uno de los volantes  “A partir de los 16 años se puede acceder gratuitamente a métodos anticonceptivos permanentes: ligadura y vasectomía”, dice uno de los volantes

El Ministerio de Salud de Argentina ha lanzado una campaña para que los adolescentes puedan acceder a procedimientos de esterilización como la vasectomía o la ligadura de trompas a partir de los 16 años, se informó en Buenos Aires.

El ministerio argumenta que la campaña busca que los niños puedan decidir sobre su propio cuerpo, aunque los tratamientos son prácticamente irreversibles.

“A partir de los 16 años se puede acceder gratuitamente a los métodos anticonceptivos permanentes: ligadura y vasectomía”, dice uno de los volantes de la propaganda vía Twitter, según Infobae. “El Código Civil reconoce que a partir de los 16 años podés tomar decisiones autónomas sobre el cuidado de tu cuerpo”, agrega. El volante también alienta a los niños a partir de los 13 años a ir a informarse “sin acompañamiento de adultos” sobre los métodos anticonceptivos, subraya también Infobae.

El Código Civil también establece que “a partir de los dieciséis años, el adolescente es considerado adulto para las decisiones relativas al cuidado de su propio cuerpo”.

Si bien según Infobae que los métodos de esterilización quirúrgica están “destinados a las personas que ya tienen hijos y están muy seguras de no querer tener más o a aquellas cuya salud se vería seriamente comprometida por tenerlos”, también es cierto que las autoridades argentinas apoyan económicamente las cirugías de reasignación de sexo desde aproximadamente a la misma edad.

En Argentina, la tasa de natalidad cayó al nivel más bajo de la historia, mientras que la tasa de fertilidad global (el número de hijos por mujer) será de 1,54 en 2020, muy por debajo de la tasa de reemplazo de 2,1 que mantiene estable el número de habitantes de un país.

Reducir la población en un país de 2.780.400 kilómetros cuadrados y 47 millones de habitantes sólo favorece las ambiciones de otras potencias que ya han agotado sus recursos naturales y aspiran a explotar los de otras zonas para su beneficio. “Así se explican los deseos de ciertos mandatarios extranjeros por la Amazonia, de la que prácticamente se apropian llamándola 'pulmón del mundo', o por la Patagonia -a la que siempre se refieren como una región autónoma-, o por la Antártida, de la que les separan miles y miles de kilómetros”, prosigue el diario.