MercoPress, in English

Sábado, 26 de noviembre de 2022 - 23:03 UTC

 

 

Baja el precio de la gasolina, pero el diésel y el gas de cocina se mantienen estables en Uruguay

Viernes, 30 de setiembre de 2022 - 12:54 UTC
El precio actual del gasóil sigue siendo desventajoso para los productores agrícolas uruguayos en comparación con los de Brasil y Paraguay, argumentó Lago El precio actual del gasóil sigue siendo desventajoso para los productores agrícolas uruguayos en comparación con los de Brasil y Paraguay, argumentó Lago

Las autoridades uruguayas dispusieron una reducción del precio de la gasolina en los surtidores de UY$ 3 (US$ 0,073) por litro a partir del 1 de octubre, mientras que el gasóleo y el gas de cocina se mantendrán sin cambios, se anunció en Montevideo.

La decisión se tomó de acuerdo con el Indicador de Precios de Paridad de Importación (IPP) del último mes, además de la política tarifaria que refleja la evolución del mercado internacional.

En cuanto al gasoil, el gobierno decidió mantener su valor a pesar de que el IPP recomienda un aumento de UY$ 1 por litro.

“La medida se basa en el compromiso del Ejecutivo de apoyar la recuperación económica y con el propósito de minimizar el impacto de la escalada de precios de este combustible en las cadenas productivas”, según un comunicado de la Presidencia.

El gas de cocina (conocido como Supergás), también se mantendrá estable y muy por debajo de los mercados internacionales, se explicó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Arroceros del Uruguay, Alfredo Lago, cuestionó la decisión del gobierno de bajar el precio de la gasolina en los surtidores de UY$ 77,88 (US$ 1,88) a UY$ 74,88 (US$ 1,81), mientras que el precio del gasoil se mantuvo en UY$ 64,99 (US$ 1,57) por litro.

Lago insistió en que hay una tendencia mundial a reducir la brecha entre la gasolina y el gasoil y destacó que la decisión del Gobierno uruguayo se basó en un informe de la Unidad

Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) que gira en torno al IPP, que “claramente no refleja la realidad económica de la cadena de combustibles”.

Para Lago, el informe de la Ursea es unilateral y se basa en supuestos; “no está en la realidad del mercado y del negocio, considera un solo origen del petróleo, un solo medio de transporte, una sola entrada al país del producto, un solo sitio de refinación... ¿por qué no considerar el valor del petróleo en otros mercados o los costos de las refinerías en la región?”.

“Estamos atados a una forma de calcular el PPI demasiado teórica” y monopólica, añadió al tiempo que destacó el papel de la petrolera estatal Ancap en el procedimiento. Lago dijo que cuando el peso se apreció un 8% y el precio del crudo cayó, Ancap tuvo ganancias en base a un sistema de cálculo de precios que sigue generando un valor del gasoil más caro en Uruguay que en países con los que compite la producción nacional, como Paraguay y Brasil.

“Seguimos siendo caros, hay un problema de competitividad que no está resuelto”, subrayó.

Categorías: Economía, Energía, Uruguay.