MercoPress, in English

Sábado, 26 de noviembre de 2022 - 23:51 UTC

 

 

Ian toca tierra de forma devastadora en el Estado de Florida

Jueves, 29 de setiembre de 2022 - 10:17 UTC
Ian llegará el viernes al noreste de Georgia y a Carolina del Sur Ian llegará el viernes al noreste de Georgia y a Carolina del Sur

El huracán Ian ha tocado tierra como tormenta de clase 4 en el Estado de Florida (EE.UU.). Se considera extremadamente peligroso, con vientos de hasta 240 kilómetros por hora.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU. informó que el ojo del huracán Ian tocó tierra cerca de Cayo Costa, en el suroeste de Florida, lo que provocó inundaciones calificadas de “catastróficas.”

Según PowerOutage, Ian dejó sin electricidad a más de un millón de hogares, ya que los fuertes vientos de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson arrancaron las ramas de muchas palmeras y derribaron postes de luz, además de elevar el nivel del mar e inundar las zonas costeras.

“Esta es una tormenta de la que se hablará durante muchos años”, dijo el director del Servicio Meteorológico Nacional (NWS), Ken Graham.

Ian podría estar cerca de la fuerza de un huracán cuando se desplace sobre la costa este de Florida al acercarse al noreste de Georgia y Carolina del Sur para el viernes.

Mientras tanto, los guardacostas estadounidenses buscan a 20 migrantes cubanos desaparecidos en el mar frente a la costa de Florida. Al parecer, la embarcación en la que viajaban naufragó en medio de una tormenta que atravesó el Golfo de México desde el extremo occidental de Cuba hasta la costa oeste de Florida.

Cuatro supervivientes consiguieron llegar a nado a la isla de Stock, cerca de Cayo Hueso, a menos de 200 kilómetros de Cuba, y avisaron a los servicios de rescate locales del naufragio.

Ian también dejó un rastro de destrucción, incluido el techo de la unidad de cuidados intensivos de un hospital, según se informó. En Port Charlotte, a lo largo de la costa del Golfo de Florida, la marejada inundó una sala de urgencias del nivel inferior de un hospital, mientras los fuertes vientos arrancaron parte del techo de su unidad de cuidados intensivos.

El agua cayó a borbotones sobre la UCI, obligando al personal a evacuar a los pacientes más enfermos del Florida Fawcett Hospital, un establecimiento medio que tiene cuatro plantas, pero los pacientes se vieron obligados a permanecer en sólo dos debido a los daños.