MercoPress, in English

Sábado, 26 de noviembre de 2022 - 22:34 UTC

 

 

Estudiantes de Buenos Aires toman institutos en protesta

Jueves, 29 de setiembre de 2022 - 10:23 UTC
Acuña pretende procesar a las familias de los chicos que hacen tomas Acuña pretende procesar a las familias de los chicos que hacen tomas

Los estudiantes de secundaria de Buenos Aires han tomado 11 colegios públicos de la ciudad en demanda de cambios en los planes de estudio y alegando “persecución política”.

Entre las exigencias están la calidad nutricional de las comidas, la mejora de la infraestructura edilicia y la supresión de las prácticas obligatorias no remuneradas en empresas privadas.

Los padres de los alumnos que participan en las medidas han recibido citaciones policiales tras denuncias formales presentadas por las autoridades educativas de la ciudad.

Las agrupaciones estudiantiles mantienen las pernoctaciones hasta que la ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Soledad Acuña, se siente con ellos para discutir el presupuesto educativo 2023 y abra una mesa de diálogo sobre las prácticas obligatorias no rentadas y mejore la oferta alimentaria, según informaron voceros de la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB).

Salvo en 2020 y 2021, cuando no hubo clases presenciales, la mayoría de los estudiantes secundarios bonaerenses tienen que soportar estas medidas de sus compañeros más beligerantes que pertenecen a sindicatos opositores al Gobierno. En este caso, la administración macrista del intendente de CABA Horacio Rodríguez Larreta.

En 2017, la entonces adolescente Ofelia Fernández encabezó las protestas en el colegio Carlos Pellegrini, que irónicamente no depende de la CABA ya que depende directamente de la Universidad de Buenos Aires y, por ende, del gobierno federal. Más de 20 escuelas secundarias se sumaron a las protestas esos años. Fernández fue elegida consejera (diputada) de la CABA a los 18 años. Para ocupar un escaño de diputada en el Congreso federal se exige una edad mínima de 25 años.

La toma de este año fue promovida a través de un documento titulado “Toma de escuelas” que fue difundido ”para visibilizar los problemas que venimos teniendo y al mismo tiempo el modelo de educación que queremos (sic).”

Acuña anunció que el Gobierno de la Ciudad denunció penalmente a los padres de los alumnos que realizaron las tomas. En 2018, 40 familias fueron procesadas. La ministra sostiene que la medida de fuerza es fogoneada por el kirchnerismo.

Categorías: Política, Argentina.
Tags: Buenos Aires.